0

Mucho se viene hablando en los últimos tiempos del futuro técnicos de las categorías automovilísticas internacionales y el Rally no es la excepción. Las partes involucradas directamente en el manejo del Campeonato Del Mundo mañana entablarán una reunión en la que se debatirá sobre el tema.

Aunque los coches híbridos siguen siendo un objetivo a cumplir, también se discutirá una alternativa que es bastante popular y que es la elevación de los R5 como vehículo reglamentariamente válido en la clase mayor.

El director de rallyes de la FIA, Yves Matton, aseveró que pronto se revelará quién sería el proveedor de gran parte de los equipos que se utilizarían en los bólidos de la especialidad a partir de 2022.

Matton dijo: “Hicimos un estudio con las empresas capaces de proporcionar el tipo de elementos híbridos que necesitamos. Tenemos sus comentarios y ahora los fabricantes recibirán un estudio completo para decidir precisamente a qué tipo de híbrido recurrir. La decisión formal se tomará en octubre y a finales de diciembre tendremos reglamentos técnicos fijados y anunciados en la reunión del Consejo Mundial del Automovilismo”.

La próxima generación de autos funcionará con los mismos motores turboalimentados de 1600cc que se utilizan hoy en día. Uno de los principales factores que se busca es no superar o, mejor aún, tratar de reducir los costos operativos de cada unidad para atraer a nuevos fabricantes a la serie. En tal sentido, muchos constructores ven con buenos ojos a los R5 por su inmensa popularidad actual a lo largo y ancho del mundo y porque ya hay varias marcas involucradas en ese encuadre técnico, así como un sinfín de equipos oficiales y privados operando con ellos en los cinco continentes, lo que contribuiría a un sustancial aumento de la lista de inscriptos en las fechas internacionales.