0

El seis veces campeón del mundo, que se ha reincorporado al fabricante francés después de siete temporadas fuera, ha estado ocupado con el C3 como parte de sus preparativos para el Rallye de MonteCarlo del próximo 24 al 27 de enero.

En una información publicada en el sitio oficial del WRC, el multicampeón mundial habló de cómo han sido sus primeros días manejando su nueva máquina.

Manejó el C3 durante dos días sobre tierra en Portugal a finales de noviembre y completó dos días de pruebas en asfalto en los Alpes franceses la última semana de diciembre.

Ogier apuesta por convertir el C3 WRC -un auto que sólo ha ganado tres pruebas del WRC desde su lanzamiento a principios de 2017- en una máquina que pueda competir constantemente por estar adelante en 2019.

Hablando durante su test de asfalto en el sur de Francia, Sebastian Ogier señaló tajantemente. “Definitivamente hay trabajo. Creo que es normal que cuando cambias de coche veas diferencias. Se ven positivas y también algunos aspectos negativos”, sentenció Ogier