0

El piloto francés consiguió su quinta victoria después de un apasionante duelo en la última jornada en medio de los bosques del norte de Gales con Jari-Matti Latvala, reavivando su candidatura a una sexta corona consecutiva en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA después de un emocionante año.

Las esperanzas del título de Ogier estaban colgando de un hilo el viernes por la mañana cuando la rotura de la caja de cambios hundió al piloto del Ford Fiesta hasta el octavo lugar, pero remontó en la clasificación cuando sus rivales por el campeonato tuvieron sus propios problemas.

“Fue un gran fin de semana, una pelea muy dura. Toyota era muy fuerte, Ott estaba muy por delante antes de tener su problema y después Jari-Matti era muy fuerte. No sabía si podía permanecer al frente en los bosques, pero el asfalto es una superficie que me gusta y logramos asegurar la victoria”, aseguró Ogier.

La victoria y cuatro puntos extras del Power Stage situaron al francés a siete puntos del líder Thierry Neuville con dos pruebas restantes. El belga se apresuró a terminar quinto, minimizando el daño después de una salida de ruta en la etapa de sábado. Ott Tänak está 21 puntos por detrás de Neuville tras abandonar la carrera teniendo una gran ventaja, sin embargo, nada pudo hacer con el radiador roto de su Toyota Yaris.

La penúltima cita del campeonato será en la superficie mixta del Rally RACC Catalunya – Rallye de España, que tiene su sede en Salou del 25 al 28 de octubre.