0

Sébastien Ogier se impuso en casa, en el Rally de Montecarlo, para sellar un inmejorable regreso a Citroën. El francés ganó la batalla por muy poca diferencia a un Thierry Neuville que no dio su brazo a torcer hasta el último centímetro, en uno de los finales más ajustados de la historia de la prueba. Sexto triunfo consecutivo para Ogier en su territorio, que lidera el campeonato desde el inicio.

Pese a que el rally tuvo 70 kilómetros menos que el año pasado, los pilotos se encargaron de deleitarnos una vez más con ajustadas batallas en casi todos los tramos, con los siempre preciosos recorridos del Montecarlo como espectadores de lujo.

Esta fecha tuvo emoción durante todo el fin de semana, de hecho, la última etapa fue espectacular en ese sentido. Neuville fue recortando poco a poco la distancia con Ogier, que tuvo un problema con el acelerador en los últimos kilómetros, para dejarlo a solo cuatro décimas del líder.

No obstante, Ogier sacó a relucir su experiencia en la última especial para sacar a Neuville 1,8 segundos y llevarse su sexto Montecarlo consecutivo con una diferencia de sólo 2,2 segundos.