0

El francés de Citroën terminó como líder en la primera etapa con 2 segundos de ventaja sobre Thierry Neuville de Hyundai, con Mikkelsen, Latvala y Loeb a más de un minuto tras el pinchazo de Ott Tänak.

Sébastien Ogier aprovechó un error de Thierry Neuville para liderar por la mínima el Rally de Montecarlo al término de la etapa del viernes. El francés solventó a la perfección una mañana complicada para después rematar la faena por la tarde.

La jornada comenzó con la cancelación del primer tramo del día, correspondiente a la tercera Prueba Especial de la fecha. Debió ser cancelado debido a la mala colocación de buena parte del público. Por motivos de seguridad, la organización decidió neutralizar la especial y retrasar la siguiente, hasta que las condiciones fueron óptimas. ¿Ya ven por qué insistimos tanto en la seguridad durante el Campeonato RallyMobil?

Esto mermó considerablemente las posibilidades de los Citroën y los Toyota, que optaron por más neumáticos con clavos que sus rivales, porque en el tercer tramo había mucha nieve; al mismo tiempo, dio mayores posibilidades a los Hyundai, que se decantaron por incluir un mayor número de neumáticos de terreno seco en sus vehículos.

De esta manera, Thierry Neuville arremetió durante los dos tramos de la mañana, apoyado en unos neumáticos de piso seco que se mostraron como la mejor elección, para posicionarse en lo más alto de la clasificación general. No obstante, Sébastien Ogier, pese a no tener los neumáticos correctos, le seguía muy de cerca. Un poco alejado de la batalla, al ‘Rey’ Sébastien Loeb le bastaron tres tramos para marcar su primer scratch con Hyundai.