0

Luis Martínez entrenó en el Opel Adam que compró a Felipe Padilla hace unas semanas, para preparar su posible estreno en Pichulemu, pero antes correrá junto a su navegante Juan Manuel Sanhueza en el Rally del Biobío.

El español hizo varios kilómetros en la Región de Valparaíso junto al navegante Juan Cruz Varela, ya que Juan Manuel Sanhueza, copiloto habitual de Martínez, no pudo asistir por trabajo. “Juanma no paró de escribir para preguntar que tal el auto jajaja”. 

“Ahora nos queda trabajar con un ingeniero español en tener un auto fiable para el año que viene y conseguir auspicio para cerrar un presupuesto que nos de opciones a luchar por todo el  año”, aseguró Luis.

También recalcó el hecho de estar trabajando con un experimentado mecánico, Sergio Vera, quien ya ha trabajado en este auto con Eduardo Kovacs y Felipe Padilla, por lo que su aporte en este proceso será fundamental. “Se ha portado muy bien conmigo, es un mecánico brutal y tiene el auto perfecto”. 

Luis Martínez proyecta un 2019 lleno de desafíos en una nueva categoría, donde posiblemente formará un equipo propio, aunque no descarta la posibilidad de integrarse en alguna estructura ya formada.