0

El hombre que tuvo a su cargo la asistencia de cinco máquinas en la tercera fecha del RallyMobil, hizo un positivo balance de su labor en el Gran Premio de Los Ángeles.

El experimentado Sergio Vera conversó con RallyMobil.cl sobre su presente en la actividad. El preparador de la estructura Rallicar se mostró muy satisfecho con lo logrado por tres de los cinco binomios a los que asistió durante el Gran Premio de Los Ángeles.

“Todo lo que nos propusimos, resultó. Eso nos deja muy satisfechos”, sostuvo. La estructura que Vera encabeza obtuvo tres podios: primer y segundo lugar en R2L -Martín Etcheverry y Pedro Kauak- y un segundo puesto en la R3L, conseguido por Sebastián Silva.

Además, el “Negro” se refirió a los dos autos que presentaron inconvenientes. “El auto de Gustavo Arriagada presentó un problema en la dirección y no pudo seguir corriendo. Mientras que Ignacio Etcheverry se quedó sin embrague el sábado, pero lo reparamos ese mismo día en la tarde y reenganchó en la segunda etapa”, detalló.

Consultado sobre las virtudes de los pilotos que asiste, el entrevistado destacó a cada uno en su faceta. “Martín (Etcheverry) ha avanzado mucho. Él le ha sacado trote a un Ford que nadie lo hizo andar. El Fiesta es un auto ideal para aprender, pero Martín se ha preocupado de llevarlo en la punta, tanto en el Avosur como en el RallyMobil. Lamentablemente un trompo al final del día domingo lo hizo perder el tercer puesto de la R2”, comenta. El preparador destaca el buen andar del piloto de Frigosorno, aun cuando terminó con un problema en la dirección.

“Lo de Pedro Kauak es muy bueno, pues ha ido de menos a más. Cambió su hoja de ruta para las últimas carreras y eso le trajo frutos. Ahora está en tiempos de punta -que es lo más difícil de lograr- y eso le permitió ganar dos primes de la carrera. Ya se afiató con la potencia del auto y sabe muy bien cómo llevarlo”, resume Vera sobre el piloto del Peugeot 208 navegado por Rodrigo Martín.

Por último, Sergio Vera reflexionó sobre Sebastián Silva, quien retornó a la actividad en Los Ángeles. “Es el auto que más debemos atacar, porque es una máquina muy vieja. Es un auto rápido, al igual que Sebastián. Me gusta que gente joven como él se incentive con este deporte y eso es algo que viene solo con los buenos resultados. Mi misión es entregarle un auto que dé confianza y un máximo rendimiento”, cerró.