0

Con la prueba de los autos en los caminos aledaños de la provincia y el rugido de los motores en el centro de la ciudad, el RallyMobil 2018 ya se palpita nuevamente en la región del Biobío.

Este viernes se desarrollaron dos de los eventos más esperados por los fanáticos previos a la competencia en el G.P. de Concepción. A las 14.30 horas se llevó a cabo el Shakedown, donde pilotos y navegantes probaron sus máquinas, mientras que, a las 19.30 horas fue turno de la “Partida Protocolar” desde la céntrica Plaza de Armas de Los Ángeles.

El Shakedown fue el primer encuentro entre los fanáticos de la velocidad y los 40 binomios que se tomaron el sector de El Bosque, para probar sus máquinas en las difíciles tierras de la región. Los pilotos tuvieron la oportunidad de entrar en ritmo de competencia, todo con miras a las jornadas de sábado y domingo. Sin embargo, debemos informar el lamentable abandono de un binomio que tenía mucho que entregar en la categoría R2, hablamos de Emilio Fernández y su navegante Joaquín Riquelme, quienes se vieron afectados por un problema eléctrico de su máquina.

Más tarde, la emoción se trasladó hasta el centro de la ciudad de Los Ángeles. Allí, en plena Plaza de Armas, el público participó y ovacionó a las tripulaciones que animarán esta segunda fecha del campeonato motorsport más grande del país.

La cita entre los fanáticos y equipos, contó además con la participación de autoridades locales encabezadas por Esteban Krause, Alcalde de Los Ángeles, María Teresa Brown, Gobernadora de la Provincia del Biobío y Hernán Hernández, Vicepresidente de la Cámara de Comercio de Los Ángeles.