0

¡Más noticiosos que nunca! Emilio Fernández y su hermano José Tomás Fernández estarán presentes en el Evento Candidato de Estonia, programado para el 12, 13 y 14 de julio. La estructura nacional debutará en conjunto en el World Rally Championship, instancia que servirá para sumar kilómetros de cara a la segunda parte del año en el Campeonato Copec RallyMobil.

Emilio nos confirma que viajarán con los mismos navegantes que corren en Chile, es decir, Axel Coronado y Carlos Garrafa. “Estoy full motivado con esto y con muchas ganas de seguir progresando”, cuenta Emilio, que debutó nuevo navegante en el Gran Premio de Ovalle.

Aunque no saben si será la única fecha internacional de la temporada, están seguros que hacer kilómetros en el extranjero será importante para el desarrollo del equipo.

José Tomás correrá en un Ford Fiesta R2 Turbo de la nueva generación de MSport. Emilio lo hará en un Skoda Fabia R5 de Tok Sport WRT. Ambos binomios están confirmados en dicha carrera que contará como es de costumbre, con los mejores exponentes del rally mundial.

Para Axel Coronado, español con experiencia en caminos europeos, esta carrera es vital para seguir creciendo en su nuevo equipo. “Hace tiempo que no corro en el europeo y me parece que va a ser un rally para aprender mucho y donde podremos aprovechar de trabajar con Emilio”, concluye el segundo navegante español en incorporarse a RallyMobil en la temporada 2019.

Lo que enfrentarán el Susaron Rally Team en Estonia

  • La primera etapa del sábado es la más larga, con 91,78 kilómetros. Cuenta con nueve tramos, incluidas cuatro super especiales, cada una de las cuales se realizan dos veces, divididas por asistencias regulares en Otepää para permitir a los equipos del WRC probar diferentes configuraciones en los autos.
  • La etapa de domingo se compone de seis tramos, con un total de 60,20 kilómetros. Dos se repiten y el rallye se cierra con la especial de la ciudad de Tartu, justo antes de la ceremonia del podio en el ayuntamiento.
  • La especial de Rüa del sábado, de 9,30 kilómetros, es un clásico que forma parte del Rallye de Estonia desde el primer año, en 2010. Las pistas rápidas y fluidas contienen muchas partes técnicas y curvas cerradas. El punto culminante es el salto de Alaküla, donde los autos vuelan casi 40 metros.