0

El finlandés, al volante de un Ford Fiesta, fue el más rápido en la especial de Clocaenog de 3,37 km, 0,2 segundos mejor que un trío de pilotos empatados en segundo lugar: Jari-Matti Latvala, Elfyn Evans, Sébastien Ogier.

Fue una mañana poco exitosa para el hombre del momento, Ott Tänak. El estonio, ganador de las últimas tres fechas mundialistas, tuvo un susto cuando su Toyota Yaris se fue de largo en una curva y golpeó levemente muro durante su primera pasada.

Luchó hasta el final, pero regresó al Parque de Asistencia de Deeside donde los mecánicos reemplazaron el pack de refrigeración de su auto después de que se detectase una pequeña fuga. Volvió a salir y completó tres pasadas más para terminar último de los 11 pilotos.

Los caminos de tierra embarrados se pulieron rápidamente y se volvieron aún más resbaladizos a medida que avanzaba la mañana y la mayoría de los pilotos lograron su tiempo más rápido en su primera o segunda vuelta

La excepción fue Ogier quien anotó su mejor tiempo en su quinta pasada. Evans y Latvala, pilotando un Yaris, obtuvieron su mejor desempeño en su vuelta de apertura, mientras que el tiempo más rápido de Suninen llegó en su segunda tanda.

Craig Breen fue quinto con un Citroën C3, solo 0.1 segundos detrás, y el líder del campeonato, Thierry Neuville, fue sexto a 0.4 segundos con el Hyundai i20.