0

Una jornada victoriosa concretó hoy el Monster Procircuit Rally Team con el triunfo de Samuel Israel en la categoría R3, escoltado por su primo Vicente, mientras que Benjamín en un accionar destacado finalizó segundo en la serie R5, la mayor del rally nacional.

Los tres integrantes del team ofrecieron una actuación de gran altura al brillar en las dos principales categorías del torneo chileno y con un final espectacular que dejó en suspenso al posible campeón de la clase R3 que se definirá Motorshow, el próximo 14 y 15 de Diciembre entre Samuel
y su primo Vicente, los dos grandes exponentes de esa clase, mientras que en la serie mayor, la categoría R5 Benjamín luchó hasta final para desplazar del segundo lugar a Jorge Martínez y escoltar a Alberto Heller, que fue el vencedor de esta competencia.

Samuel está muy satisfecho con su trabajo, ya que señaló que se había realizado el plan elaborado para enfrentar esta decisiva jornada. Sin cometer errores junto a su navegante Nicolás García pudieron controlar los embates de el viñamarino Emilio Rosselot para después enfrentar a su
primo Vicente, que junto a su navegante Matías Ramos con su trabajo sólido se encargaron de postergar la celebración, ya que al adjudicarse la segunda etapa e imponerse en el Power Stage prolongó la definición del nuevo campeón al quedar separados por tan sólo seis puntos cuando restan todavía diez unidades en disputa.

Samuel quiere alejarse de la clase R3 con un título nacional para orientar su nuevo camino a la R5 el próximo año con el nuevo modelo Citroen C3. Vicente con su trabajo, especialmente en el día de hoy, obligó a una definición. El confía que tiene algo que decir aunque se ubique a seis puntos abajo por lo cual trabajará para rebajar esa diferencia. Considera que mostró un accionar más constante, mostrando una madurez que se tradujo en un trabajo prácticamente sin grandes errores. Este nuevo estado lo considera un gran avance, ya que al emigrar a la clase mayor de la R5 con el nuevo Citroen C3 quiere arribar con el galardón de campeón, que lo puede alcanzar con el trabajo constante efectuado que se ha traducido en la seguridad y la alza ofrecida en su conducción que lo llevará a intentar transformarse en campeón.

Benjamín dio un paso importante durante fin de semana. El ganador de las dos ediciones anteriores de este GP de Pichilemu estuvo a punto de conseguir su tercera victoria consecutiva. Luchó en un mismo plano con Alberto Heller, postergando al múltiple campeón Jorge Martínez para dejar en el cuarto lugar al primer campeón de la clase R5 Pedro Heller, que al igual que su hermano Alberto estuvieron el fin de semana pasado participando en el “Rally de Australia” por el campeonato mundial. Una actuación que lo posiciona entre las figuras nacionales ya que más atrás se ubicaron el campeón nacional de la clase R3 Cristóbal Vidaurre; el vicecampeón del torneo argentino de esta temporada Alejandro Cancio y Francisco “Chaleco” quien no terminó el rally al despistarse, rompiendo parte vitales de su auto.