TRIUNFO PARCIAL DE LÓPEZ EN SxS Y CORNEJO SEGUNDO EN MOTOS

Piedras y arena otra vez, pero con un trayecto que todos juzgaron más difícil que los anteriores, caracterizaron a la quinta etapa del Rally Dakar, que salió esta madrugada de la capital saudí, Riad, para enfilar a Al Qaisumah, más al noroeste.

Dos referentes entre los Autos, Stéphane Peterhansel y Nasser Al-Attiyah, cometieron errores y permitieron que el sudafricano Giniel De Villiers volviera a ser el mejor en una etapa de este clásico evento. Carlos Sainz se perdió en su MINI y se distanció más de los dos primeros, que paulatinamente se escapan adelante.

Kevin Benavides arrancó con prisa en su Honda oficial. Benavides se anotó otro parcial, pero le costó una caída de una duna en la que se cortó la nariz y se resintió un tobillo, aunque mucho más motivado por su nueva condición de líder general.

De la misma escuadra, su guía es el chileno José Ignacio Cornejo, que en esta oportunidad protagonizó su mejor labor hasta el momento al ser segundo y pasar a tercero en los tiempos absolutos.

Pablo Quintanilla marcha undécimo con una Husqvarna.

Francisco López y Juan Pablo Latrach aumentaron otro poco su ventaja como dominadores de la clase Side by Side en el Can-Am que llevan adelante por casi diez minutos con respecto a la máquina similar de Aron Domzala.

En este caso, para ganar su segunda etapa en lo que va del rally, su mayor duelo fue con el qatarí Khalifa Al-Attiyah, hermano menor de Nasser, a quien superó en los últimos 50 kilómetros. El chileno empleó 5h47m32s y ya lleva casi 22h 30m de competencia.

“Dejamos atrás mucha piedra y una navegación compleja. Aceleramos al principio, mantuvimos después un andar constante y aceleramos de nuevo cerca del final, para asegurarnos este triunfo parcial. Mañana corremos de nuevo y el sábado nos toca día de descanso, así que queríamos sacar provecho del buen rendimiento del vehículo. Agradezco todo el apoyo de los chilenos que me animan por las redes sociales”, expresó “Chaleco” al caer la tarde con un viento frío en el campamento del Dakar.

Nicolás Cavigliasso busca escaparse en Cuadriciclos. Se impuso por segunda vez con su Yamaha por 1m41s al también argentino Manuel Andújar y por 44m1s al chileno Giovanni Enrico, que es cuarto general, un lugar más arriba que su connacional Ítalo Pedemonte.

Los hombres de Kamaz parecen inalcanzables en Camiones, pues Dmitry Sotnikov le lleva ahora prácticamente 34m a su compañero Anton Shibalov. Ignacio Casale se mantiene sexto con su Tatra.

La sexta etapa será un 90% de arena pura. Son 792 kilómetros, 448 de ellos en carrera propiamente dicha.