0

El mellizo del equipo Monster ProCircuit afronta la fecha de Los Ángeles como la oportunidad de sumar los primeros puntos en el Campeonato RallyMobil, tras sendos abandonos en Pichilemu y Concepción.

El equipo Monster ProCircuit ha tenido un prometedor inicio en el Campeonato RallyMobil, principalmente gracias a lo hecho por Benjamín Israel -que venció en las dos primeras fechas y marcha puntero en la R3- y por la actuación de su primo, Samuel, que remató tercero en el Gran Premio penquista.

Sin embargo, Vicente Israel no ha tenido el mismo protagonismo y, luego de abandonar en Pichilemu, volvió a tener problemas en la Región del Biobío con un volcamiento que lo sacó de competencia. “Para ser sincero, no tengo muy claro qué pasó. Según yo, el compuesto no era indicado para una carrera que se corrió en condiciones de mucha lluvia”, explica el volante del auto número 99.

El piloto del Citroën DS3, navegado por José Luis Díaz, comenta que el accidente se produjo a la salida de una curva y reitera su disconformidad con el neumático que, de acuerdo a sus dichos, mostró muy poca adherencia en barro. De todas formas, respecto al estado actual de su máquina, Israel dice que estará en perfectas conficiones para el Gran Premio de Los Ángeles, pues está en la última fase de desabolladuras.

¿Cómo afrontará la carrera en el sur tras quedarse sin margen de error? “Voy a tratar de salir a andar lo más rápido posible, pero con un poquito más de cautela para empezar a sumar puntaje en el campeonato. Así es que mi gran objetivo va a ser terminar, pero sin dejar de lado las opciones de estar en el podio. Creo que nadie va al RallyMobil sin pensar en hacer podio”.