0

El piloto superó al líder de la clasificación general y ganó una fecha tras febrero. Ahora, la competencia por el título se definirá en Francia entre dos corredores.

El finlandés Jari-Matti Latvala, a bordo de su Ford Fiesta RS WRC, se quedó con el Gran Premio de Gales del Campeonato Mundial de Rally y festejó tras la victoria conseguida en Suecia, acontecida en febrero. El piloto venció por 27.8 segundos al francés Sebastien Loeb, actual líder de la tabla general y quien además cortó la racha de cinco triunfos consecutivos en el circuito.

Latvala tomó el liderato en la especial 3 y no soltó la punta hasta el final, donde consolidó su ventaja sobre Loeb, quien no pudo amagar al finlandés. El ganador se mostró feliz por una victoria que se le negaba desde hace siete meses. “Es una sensación fantástica. Ya había ganado el año pasado y es increíble volver a ganar después de una gran pelea. Tenía algunas dudas después de Finlandia, pero somos competitivos para luchar por los triunfos”, afirmó el nórdico.

Tercero en Gales terminó el noruego Petter Solberg y cuarto remató su compatriota Mads Ostberg. El finlandés Mikko Hirvonen, segundo de la general, finalizó en el quinto lugar tras superar algunos inconvenientes al inicio de la fecha y mantiene una pequeña esperanza de pelear el título del año con Loeb.

Esto, porque los resultados de Gales dejaron la pelea disponible para dos pilotos. Loeb, con 219 puntos, supera en 61 a Hirvonen, que tiene 158. Con un máximo de 84 puntos por disputarse, el finlandés deberá tener un cierre de campaña perfecto para evitar un nuevo campeonato mundial del francés, quien tendrá una ocasión ideal de sumar su novena corona del mundo como local en el Rally de Francia, a disputarse entre el 4 y el 7 de octubre en la región de Alsacia.