0

Pedro Heller con Pablo Olmos y Alberto Heller con Luis Allende obtuvieron el primer 1-2 para el equipo Joker desde 2018 en el Rally de Calle Larga, que terminó hoy tras un duro trajín para los participantes de la que fue la segunda fecha del campeonato Copec RallyMobil.

Como ayer, cinco tramos idénticos en recorrido y dificultad fueron el itinerario previsto para la segunda etapa, llevada a cabo en un día menos caluroso que los anteriores, pero no por ellos más benévolo. Los pinchazos volvieron a estar a la orden del día para casi todos, salvo contadas excepciones, y el fondo de algunos tramos con muchos pozos se convirtieron nuevamente en los principales escollos para todos.

Exceptuando al Peugeot 208 R2 de Harold Cohen que volvió a Concepción con motor roto, cinco tripulaciones se reengancharon esta mañana.

En la punta, el mayor de los Heller mantuvo la estrategia inicial, afianzándose en como líder a medida que los kilómetros transcurrían y otros buscaban acercársele. Alberto imitó el planteo y avanzó de tercero a segundo para conseguir un excelente resultado con sendos Citroën C3 Rally2, algo que no ocurría desde hace cuatro temporadas, cuando competían con Ford Fiesta R5.

En el caso de Pedro, a último momento la victoria llegó de manera milagrosa, ya que el auto transitó los metros conclusivos de la PE10 y Power Stage en El Chacay con la rueda delantera izquierda pinchada. Su tiempo total fue de 1h39m39.2s (a 77 km/h de promedio) y la diferencia con su escolta de apenas medio segundo, una de las más reducidas en la historia de la categoría chilena.

Fernández penó con dos gomas rotas en diferentes tramos, pero quedó conforme por darle a Susaron otro podio con el Škoda Fabia (a 27.2s de ganador), cosechando buenos puntos en los días previos a su viaje a Portugal, donde participará por la prueba lusa del Campeonato del Mundo.

En su mejor actuación general desde que compite en la clase mayor, Germán Lyon y Sebastián Vera se adueñaron de un cuarto puesto en verdad sobresaliente con otro producto del doble chevron. Se trata de un dúo cada vez más consolidado en la ruta, que precedió a Joaquín Ruiz de Loyzaga y Javiera Román (Škoda Fabia), quintos en otra labor destacada de los penquistas de Rudel.

Lyon trepó un lugar cuando, con la meta a la vista, se trabó de costado el C3 de Vicente Israel y Matías Ramos, dando una vuelta de campana que los dejó varados al costado del camino, pese a lo cual pudieron clasificar sextos por el régimen de superespecial de ese sector.

Más atrás llegaron tres Škoda, los de Eduardo Kovacs-Juan Pablo Monasterolo, Jorge Martínez-Alberto Álvarez y Martín Scuncio-Juan Pablo Carrera, muy retrasados desde el inicio mismo del evento. A pesar del resultado final, el volante de Point Cola Racing se apoderó de la victoria en la etapa, con su rival de CBTech en segunda plaza.

Emilio Rosselot y Tomás Cañete se reincorporaron y anduvieron muy bien. En su natal Región de Valparaíso, pudieron con su Citroën adjudicarse la PE9, penúltima, un logro parcial que el viñamarino no disfrutaba desde sus épocas con el Mitsubishi Lancer Evolution X. En un caso similar, Gerardo Rosselot y Marcelo Brizio fueron novenos en la etapa sobre el Mitsubishi Mirage R5.

Heller mencionó: “Todo fue muy peleado hasta el último minuto. Pensábamos que llegaríamos al Power Stage con un poco más de control, pero cruzar la meta con una rueda por el piso fue una locura. Cuando sentí que se desinflaba, temí bastante. No lo podía creer por que faltaban cinco o seis curvas y en la mesa de control hasta dudamos acerca de quién había vencido. Necesitábamos un resultado positivo para la escuadra y que mejor que este 1-2. Durante el fin de semana, mi copiloto me sirvió como una especie de psicólogo y como amigo, algo que también aportó mucho. Los mecánicos comandando por Felipe Espinosa hicieron un óptimo trabajo. Aprovechamos para dedicarle este éxito en el Día de la Madre a nuestra mamá y a la madre de mis hijos”.

Décimos generales terminaron Patricio Muñoz y Miguel Recalt, que volvieron a lo más alto del podio de la clase RC4 con el Peugeot 208 Rally4 que le llegó el jueves, horas antes de la largada. El tomecino cambió el sistema de notas que utiliza, pero ejecutó una carrera inteligente y productiva que le permitió librarse de una cantidad alta de pinchazos, a diferencia de sus principales contrincantes. Se impuso en 1h49m13.2s y aventajó por 3m03.3s a Luis Martínez y Juan Cruz Varela, cuyo Opel Corsa Rally4 pasó por diversas peripecias hasta ubicarse segundo.

El español fue quien mayor cantidad de gomas pinchadas sufrió, seis (cuatro ayer y dos hoy), pero se las ingenió como para definir la competencia en los menos de ocho kilómetros de El Chacay 4 (Mobil 1 Power Stage) a escasos 3.5s de Muñoz. La dirección se puso pesada a poco de la aprtida e hizo que el representante de Inde Racing se saliera un poco de la trazada ideal, destrozando el neumático delantero derecho, que trataron de cambiar durante un largo rato.

Con dos ruedas por el suelo y la rotura de los sujetadores de una llanta, Felipe Padilla y Sebastián Waeger abandonaron y promovieron a otro 208 Rally4, el de Mario Parra y Matías Améstica al tercer lugar (a 4m50.8s). Améstica se mareó subiendo los Andes, pero siguió adelante con su tarea. Sebastián Silva y Sebastián Arancibia completaron el rally sin potencia (por problemas con el turbo y un múltiple fisurado) y aún así llegaron cuartos y primeros de R3 con su Renault Clio, anteponiéndose a Diego Pérez y Andy Salvo, cuyo Peugeot se enfrentó a cuatro gomas pinchadas.

De los reenganchados, Luis Núñez y Carlos Garrafa (Peugeot 208 Rally4) se llevaron una gran segunda posición en esta etapa, mientras que Tadeo Rosselot y Sebastián Olguín rompieron la rueda delantera derecha en el octavo tramo para finalizar séptimos.

Muñoz explicó: “No ha sido un comienzo temporada de fácil, aunque sí productivo. Para esta ocasión, cambiamos el sistema de notas con el asesoramiento de Nicolás Carlomagno y Micky, cosa que me pesó a veces al tener que acostumbrarme. Pinché menos que los demás y eso sin dudas me favoreció mucho”.

Nicolás Pérez y Diego Cárdenas se detuvieron a la mañana con un semieje roto en su Peugeot 208 Rally4.

La próxima fecha será del 10 al 12 de junio en Chillán.