0

2020 se recordará por ser ese año en que, a causa de la pandemia global, quedó vacío en las estadísticas de tantos. Por entonces, el campeonato Copec RallyMobil™ no fue la excepción. En cambio, en 2021 sí se salió adelante con un campeonato, de características diferentes, pero que logró poner en marcha a toda una categoría a nivel nacional, con participantes de otros países que viajaron regularmente a Chile pese a los trastornos que eso implicó. Esta vez, sí hubo campeones en todas las clases.

Felipe Horta, Productor General de Copec RallyMobil™, hizo un balance de lo que dejó la última temporada de la especialidad: “Por supuesto que hubiéramos querido terminar el calendario 2021 con una fecha más, pero en conversaciones con los equipos, se concluyó que hacer una carrera ya en 2022 en enero o marzo no era la mejor opción. Quedó pendiente el evento internacional en la región de Biobío por cuestiones logísticas, el estado de excepción en Arauco, regulaciones deportivas para la llegada de los extranjeros y de algunos autos. Ya en la segunda quincena de diciembre, muchos tenían sus vehículos desarmados, listos para ser acondicionados para la temporada próxima. Escuchamos luego diferentes voces y la decisión más votada fue dar por culminado el torneo hasta la segunda incursión por Casablanca para que cada quien planifique con tiempo su futuro. Si bien es cierto que no fue la forma ideal de cerrar el ciclo, estamos tranquilos porque sabemos que mucha gente valora el esfuerzo hecho para gestionar en condiciones pandémicas un campeonato que ha sido muy competitivo”.

El organizador de la especialidad reforzó algunos conceptos acerca de cuestiones que no eran normales en el pasado reciente: “De las dos décadas que llevamos con la disciplina, diría que ésta ha sido -por lejos- la época más complicada que recuerde. Tuvimos que trabajar con el Ministerio de Salud, con el Ministerio del Interior, el Ministerio del Deporte y FADECH en conjunto con los gobiernos regionales para poder concretar cada presentación. Volvimos en marzo último con el evento sin público en Laguna Carén y una cuarentena Fase 1, recibiendo a la gente del interior chileno y del extranjero, así que las dificultades eran muchas. No obstante, visitamos varios puntos del país y vimos, en lo deportivo, luchas sorprendentes en todas las divisiones. El crecimiento del parque automotor de la clase Rally4, por ejemplo, fue positivamente llamativo. Seguimos brindándole a los seguidores del Rally contenidos televisivos innovadores, transmisiones en vivo por streaming, así como en vivo de cada Power Stage por TVN, ESPN y Fox Sports. Pasamos por esto en medio de un marco político inestable con las elecciones constitucionales y presidenciales y sin tregua del coronavirus, así que estamos conformes”.

Horta mencionó otros detalles para resaltar: “Los asuntos de seguridad son vitales en el automovilismo y también en esto hemos dado un paso al frente. La incorporación del sistema español Stella, que se usa mucho en Europa para el seguimiento satelital de los autos porque es una tecnología nueva, es un punto fuerte. Empezamos el año con algunos contratiempos relacionados a los neumáticos, pero eso se solucionó ni bien se pudo. En lo personal, lo que más me emocionó por las ganas contenidas, fue el regreso de los espectadores a la ruta, cosa que ocurrió en Quillón y que después fue igual o más evidente en Osorno. El nivel de compromiso de parte de las autoridades también nos entusiasma. Aquellos sitios adonde llevamos nuestra acción, desde Rinconada en agosto en adelante, dieron muestra de un interés verdadero, que agradecemos, pues es lo que nos permite trasladarle a la gente en pueblos y zonas rurales de Chile este espectáculo gratuito. El país y el mundo han cambiado y nosotros nos damos cuenta que el Rally es como una especie de catalizador para todo. Sin ir más lejos, además del entretenimiento en sí mismo, donde va este deporte, se activan las economías autóctonas. Se sufrió y se disfrutó en un proceso mediante el cual continuamos creciendo. Otra cuestión no menor es la participación de extranjeros en nuestra serie, que se sienten atraídos por la exposición de Sudamérica hacia afuera, el retorno a los patrocinadores y nuestro reglamento técnico, a tono con las divisiones admitidas actualmente por la Federación Internacional de Automovilismo”.

En cuanto al escenario futuro, Felipe Horta expresó: “Ahora queremos hacer con epicentro en Biobío no una sino tres competencias especiales con invitados de afuera, doble puntaje y tres etapas, repartidas entre principios, mediados y fines de la temporada, en el afán por recuperar posteriormente nuestra fecha mundial. Queremos mantener el diálogo fluido que tuvimos con Avosur, ente que tanto nos ayudó a organizar el Rally de Osorno con su noble labor y la experiencia de Juan Carlos Jáuregui, Juan Pablo Rebolledo y todo su plantel, o cuando nos ofrecieron desinteresadamente acoplarnos este mes de enero en Los Muermos. Queremos seguir acercándonos al público a través de las transmisiones y productos mediático. Queremos, como es obvio, progresar donde nos hace falta para hacer mejor al campeonato Copec RallyMobil™”.

Fotos: Luis Barra/Cristian Lagos