En Chillán Viejo se producirá el retorno de Jonathan Bastidas en la clase RC4 del campeonato Copec RallyMobil. El piloto argentino, que había corrido por última vez el año pasado en Osorno después de ser tercero en la división R2 en ocasión de la Copa Mobil 1, se subirá nuevamente al Peugeot 208 1.8 aspirado que atiende el equipo Valtor.

Bastidas fue papá de Mailén en enero y, con la reapertura del paso terrestre entre ambos países, su logística se ve facilitada, así como su regreso a la disciplina.

 

El barilochense comentó: “Después de Calle Larga, la gente de la categoría se puso en campaña para recuperar algunos vehículos R2 que estaban parados. Me llamó Sebastián Etcheverry para que desde ahora no falte. Sabiendo el que el cruce fronterizo se abrió otra vez hace un par de meses, no tuve que pensarlo dos veces porque tenía muchas ganas de volver a correr en Chile. Desde Valdivia, Julio Ibarra también colaboró y se sabe que ha convencido a casi media docena de tripulaciones sureñas para que sean de la partida en lo sucesivo. Como en 2021, me acompañará Samuel Guzmán, con quien nos entendemos muy bien. La idea es hacer las seis competencias que faltan. Si Samuel por algún motivo laboral no pudiera acudir a todas, no dudaría en largar con mi sobrina Rocío, que me navegó durante estos meses en las tres primeras fechas del torneo regional neuquino sobre un Ford Fiesta N2 que armamos como para no perder entrenamiento. Habrá que ver cómo se comporta el Peugeot 208 con los neumáticos Michelin. Varios amigos chilenos nos han dado una mano para este retorno, así que estoy de verdad contento con la noticia”.

AUSPICIADORES