0

Thierry Neuville y Martin Wydaeghe se mantienen firmes en su camino hacia victoria en casa al seguir siendo líderes del Rally de Ypres en Bélgica, que hoy desarrolló su segunda etapa en los angostos senderos de Flandes.

Su ventaja ahora con relación al otro Hyundai 020 WRC oficial de Craig Breen es de 10.1s, levemente superior a la de ayer. El irlandés se impuso en los dos primeros tramos y redujo la diferencia, con la que partieron (7.6s) a 3.5s, pero el as local remontó luego, adueñándose de los tiempos durante la tarde.

Su compañero Ott Tänak perdió tres minutos al parar a cambiar una rueda a poco de comenzar la jornada, retrocediendo del tercer al sexto puesto.

Mientras tanto, tres pilotos de Toyota Gazoo Racing pelean arduamente por el tercer lugar del podio. Elfyn Evans, Kalle Rovanperä y Sébastien Ogier quedaron encerrados en apenas 4.3s, en el caso del galés y del francés pudiendo ganar uno y dos especiales, respectivamente.

Takamoto Katsuta sufrió un fuerte accidente en el sector conocido como Dikkebus al embestir un bache en una curva rápida que lanzó su Yaris a una zanja tras una pirueta en el aire y el impacto final contra un poste de electricidad. La escena fue similar a la del Ford Fiesta World Rally Car de Adrien Fourmaux en la primera etapa. Él y su copiloto Keaton Williams salieron ilesos.

Pierre-Louis Loubet (Hyundai i20) también abandonó por caer a una cuneta profunda. Quedó entonces séptimo general Sébastien Bedoret con un Škoda Fabia, seguido por Yohan Rossel (Citroën C3), Pieter Cracco (Škoda Fabia) y Vincent Verschueren (Volkswagen Polo GTI).

En WRC2, Oliver Solberg, un largo trecho de 85 kilómetros en el que condujo sin dirección asistida y en el que Aaron Johnston tuvo que accionarle el freno de mano para ayudarlo a doblar no le impidió ampliar su diferencia con el segundo Hyundai i20 N Rally2 que aquí se estrena, el de Jari Huttunen.

El finés tuvo sus propios problemas, como el doble pinchazo en un mismo tramo, que le costó casi cuatro minutos de demora. Nikolay Gryazin volvió a salir esta mañana con su Polo, pero se dirigió a un parcial clasificatorio equivocado al salir de la asistencia.

Fue una mala jornada para el Fiesta de M-Sport Ford tripulado por Teemu Suninen, que desertó por inconvenientes mecánicos.

El belga Bedoret pasó al frente en WRC3 al descontar mediante un fuerte ataque 23.6s al Citroën de Yohan Rossel. Ganó tres pruebas especiales antes de que el francés respondiera con algunos a su favor y ambos terminaran a solamente 0.9s.

Jon Armstrong no tuvo traspiés en la clase Junior y llegó al parque de servicios urbano en Ypres con 1m01.1s a su favor en comparación al líder del certamen, Sami Pajari, quien superó al estonio Robert Virves, nuevo tercero a 1m16.9s.

Le siguen a ellos en el clasificador con los Ford Fiesta Rally4 Lauri Joona y William Creighton. De las múltiples zanjas que distinguen a este evento, una se cobró el retiro de Mārtiņš Sesks cuando marchaba quinto.

Mañana se termina la carrera yendo al este para transitar por el célebre autódromo de Spa-Francorchamps, recorriéndose dos tramos idénticos por curvas emblemáticas como Eau Rouge, Raidillon y Malmedy mezcladas por pasos por carreteras rurales.

Video: Thierry Neuville, Martin Wydaeghe y Hyundai Motorsport buscan la gloria en Ypres.