0

Para la fecha apertura del calendario 2022 del campeonato Copec RallyMobil™, la categoría visitó la Región del Biobío, tal como sucederán en dos oportunidades más a lo largo de la temporada. Concepción, la tercera ciudad más antigua del país, fue anfitriona del inicio de la actividad deportiva el fin de semana pasado.

Se trata de la puerta de entrada al sur de Chile. Desde su fundación misma, esta urbe ha gozado de un importante desarrollo que se ve reflejado en su vida cultural, servicios, industria, finanzas, turismo y gastronomía. Todos ellos se constituyen en motivos de peso para que Concepción haya sido valorada como una excelente ciudad para vivir, según el “Atlas de Bienestar Territorial” de la Universidad Adolfo Ibáñez basado en la comparación con otros 22 lugares de más de 100 mil habitantes.

Concepción conjuga las bondades de una ciudad universitaria, llena de vida, que también preserva su esencia y tranquilidad provinciana, la que la caracteriza desde su resurgimiento definitivo en 1765 (se había levantado originalmente ya en 1550). De aquellas épocas proviene su gentilicio “penquista”, que da cuenta de sus inicios con el nombre de Penco.

Hay una serie de atractivos locales que conforman una lista de visitas o puntos imperdibles.

-La Torre Bismarck: vistas y naturaleza. En pleno centro, esta torre se erige en medio de uno de los pulmones verdes más grandes: el Parque Metropolitano Cerro Caracol. En su cima, se halla la única torre Bismarck construida en América como parte de una serie de obras realizadas entre 1869 y 1934 en honor al canciller alemán Otto von Bismarck, la mayoría de las cuales se sitúan en Europa. Es distintiva su vista privilegiada al río Biobío.

-Río Biobío: el más ancho del país. Este curso natural de agua, que nace en la Región de la Araucanía, divide las zonas centro y sur del territorio nacional. Al llegar su cauce a Concepción, alcanza -antes de desembocar en el Océano Pacífico- una dimensión superior a un kilómetro y su máximo de dos km frente a San Pedro de la Paz. Bordea las comunas de Lonquimay, Alto Biobío, Quilaco, Santa Bárbara, Los Ángeles, Negrete, Nacimiento, Laja, San Rosendo, Santa Juana, Hualqui, Chiguayante, San Pedro de la Paz, Concepción y finalmente Hualpén.

-Monitor Huáscar: reliquia histórica. En la costa del río está el puerto de Talcahuano, que incluye el museo flotante más importante de Chile, una joya histórica entre las más añejas del Hemisferio Sur. Encuadrado en el tipo monitor, es el segundo acorazado a flote más antiguo del mundo después del HMS Warrior (1860).

-Parque Nacional Nonguén: primer parque periurbano del país. Esta es otra vasta área (3.000 hectáreas) que protege el último remanente de bosque caducifolio y una amplia variedad de fauna (zorro, monito del monte, pudú, ranita de Darwin, entre más de 65 especies de aves como el chuncho, el aguilucho, la lechuza blanca y el chucao). Su notoria proximidad a la capital regional lo asemeja en cierta forma al Central Park de Nueva York.

-Isla Mocha: donde se enciende el mar. Mocha es un remoto islote con historias de exploradores, naufragios, una ballena famosa y el lugar donde los mapuches creían que iban a descansar sus espíritus. Está a unos 35 kilómetros de la costa pacífica central y se accede a ella principalmente por el Aeródromo de Tirúa, desde donde se realizan viajes que duran alrededor de 12 minutos. Dominada por su Reserva Nacional, cuenta con más de 2.100 hectáreas de bosque nativo, miradores, lagunas, senderos, flora y fauna endémica en un entorno que sorprende y encanta a sus visitantes. Allí, se da el fenómeno único denominado “mar en llamas”, muy poco frecuente, que se logra al encender las emanaciones de gas natural existentes en la zona mediante condiciones ideales que tienen que ver con marea baja y poco viento.

Para más información sobre estos y muchos otros recursos turísticos, no puedes conectarte al siguiente enlace: https://serviciosturisticos.sernatur.cl/