0

A Enrique Pérez le tocó en 2021 el doble privilegio de llevarse los cetros Copec RallyMobil™ de copilotos tanto en la clase Rally4 que agrupa a todos los autos de tracción simple como en la R2. En la primera de ellas, porque el piloto campeón, Patricio Muñoz, tuvo que cambiar tres veces de compañero y el osornino que acompañó a Nicolás Pérez fue subcampeón. En la segunda, porque el equipo Pérez Racing fue lo suficientemente rotundo como para lograr cuatro victorias, todas ellas consecutivas.

El nivel expuesto hizo que los Pérez prevalecieran por amplio margen con el Peugeot 208 1.6 que ya pasan a retiro para reemplazar por un Rally4 de la misma marca.

Pérez expresó: “Desde Rinconada-Los Andes hasta nuestra fecha como locales todo salió a la perfección o casi. Eso es lo que cuenta, pues nos sirvió para ganar el campeonato. Los contratiempos que no tuvimos hasta allí, los vivimos en la segunda pasada por Casablanca. Teníamos ganas de mantener el invicto, pero desde el primer tramo empezaron los percances. Se nos abrió el portón trasero, se nos llenó de polvo el habitáculo, pinchamos neumáticos, nos despistamos y hasta el 208 no quiso arrancar por un instante. 2021 fue espectacular para mí por varios motivos. Fui padre y se amplió la familia. Al ser vicepresidente del Club Osorno Rally, con Avosur pudimos realizar una primera fecha de tres días con 55 anotados que empezamos con un tramo nocturno y salió muy linda. Además, corrí una vez con Diego y llegamos segundos, completando una serie de tributos emocionantes para Marcelo Pérez”.