Hacía tiempo que quería darse con el gusto y para la temporada 2022 del campeonato Copec RallyMobil no dudó en dar ese paso. Eduardo Kovacs dejó atrás sus muchas participaciones nacionales con autos de tracción simple y se acopló al equipo CBTech para sentarse a los mandos del Škoda Fabia R5 que hasta el año pasado conducía Francisco López.

Kovacs debutó con el producto checo en el Rally del Biobío, donde fue undécimo, pero en la segunda fecha ya avanzó a séptimo general administrando bien una carrera exigente para el medio mecánico.

Aunque vas solamente dos fechas a bordo de tu nueva máquina, ¿cómo te trata la vida arriba de un Rally2?

Estoy disfrutando muchísimo de esta nueva etapa mía en el automovilismo. Para un piloto, no puede ser sino de lo más agradable manejar un auto con buena potencia, la reacción del turbo y la tracción integral, que permite tantas maniobras espectaculares. Me he empeñado en progresar tramo a tramo, pero soy consciente de que falta mucho por recorrer todavía en ese sentido. Ha sido una gran medida seguir de la mano de esta escuadra de Patricio González que dirige Javier Montero porque tanto ellos como toda la gente que está ahí han sido muy solidarios conmigo. Que mi compañero sea el más ganador de la historia como Jorge Martínez, ya es un privilegio. Siempre están pendientes de darme un consejo y yo solo me preocupo por tratar de probar un poco más, para seguir tomando confianza con el Fabia. Antes, cuando estaba a cargo de mi propio equipo, K-Sport, tenía obligadamente que estar atento a muchos aspectos logísticos. Es un hecho que tomé la decisión de participar en la clase RC2 por el capital humano de CBTech, por su capacidad y por su buena energía.

Desde que te bajaste en diciembre último del Peugeot 208 Rally4 hasta ahora, ¿cuáles han sido las sensaciones que más te han impresionado?

Muchas cosas que van desde lo rápido que estos vehículos alcanzan mucha velocidad, pasando por cómo dobla y el poder de frenado. Lo que más resaltaría es la velocidad de tránsito en curva. Eso me encanta. A veces me parece que aún llevo al Fabia como si fuera un tracción simple, pero eso es porque me falta acostumbrarme. Son modelos que uno puede suponer que algunos sectores no pueden ir a más y, sin embargo, sí que permiten unas maniobras fenomenales. Cuando estábamos en Concepción, me preguntaban cómo encontraba todo, si quería cambiar algo de la puesta a punto, pero a mí todo me parecía fantástico. Son autos alucinantes, aunque requieren de bastante práctica para ser aprovechados al máximo.

¿A la tercera fecha en Chillán Viejo vas con novedades?

Así es. Como yo venía corriendo las temporadas 2028 y 2019 con Juan Pablo Carrera de navegante, empecé esta temporada con él, pero después sus compromisos fueron en otra dirección y en Calle Larga recurrí a Juan Pablo Monasterolo, a quien le sucedió algo parecido. Entonces, me recomendaron a Fernando Mussano, con quien cerré trato para lo que resta del calendario. Me lo recomendaron tanto Nicolás Carlomagno como dentro de CBTech. Estoy contento por la noticia porque Mussano tiene larga experiencia en Chile, pero en casi 20 años en esto tiene pergaminos muy importantes como el título mundial de Producción con el peruano Nicolás Fuchs en 2013, un sudamericano con Gustavo Saba en 2018 y más de 300 rallies largados, 56 de ellos por el Campeonato del Mundo.

 

AUSPICIADORES