0

Durante el primer mes del año, algunos participantes del campeonato Copec RallyMobil™ eligieron mantenerse activos de uno u otro modo. Integrantes de los equipos Pronor Motorsort y Prieto Competición, por ejemplo, se sumaron al curso dictado por David Nafría.

El piloto español, campeón de la Copa de Asfalto en Ibiza en 1996, ganador del Desafío Peugeot a nivel nacional y posteriormente volante oficial de la marca del león, estuvo en Chile instruyendo a quienes serán animadores e la clase RC4: Luis Martínez y Juan Cruz Varela con un Opel Corsa Rally4, sus nuevos compañeros Diego Maldonado y Nicolás Alarcón con un Opel Adam R2 y Carlos Prieto (todavía con navegante por confirmar) con un Peugeot 208 Rally4.

Martínez aprovechó la visita al país de su compatriota y consideró que el curso fue muy provechoso: “En el caso de Diego y Nicolás, David fue de mucha ayuda para corregir errores menores propios de gente tan joven como ellos. En lo personal, me sirvió para evaluar cómo empezar el año en lo concerniente al sistema de notas a utilizar. Decidí seguir su consejo y numerar las curvas del 1 al 10, para que ambos binomios estemos iguales y podamos discutir los tramos, revisar cámaras a bordo juntos o pulir detalles. De hecho, ya mismo tengo ganas de hacer una prueba con ese método. Nos resultó impresionante a todos lo detallista que es Nafría, cómo nos explicó la hoja de ruta de Elfyn Evans, minucias como dónde poner el coche en las rectas, cómo Sébastien Ogier llega a marcar distancias precisas, hasta unas tan cortas como de cinco metros y otros asuntos relacionados a la forma en la que piensan los competidores que han logrado llegar a correr a nivel mundial, lo cual siempre es interesante de escuchar”.

Maldonado comentó: “Valoro mucho lo que David nos enseñó días atrás. Fue un caudal importante de información el que recibimos. Por ejemplo, yo venía con una hoja de ruta que ahora veo que era muy básica. Después de algunas pasadas a un camino con el sistema que él nos indicó, percibimos casi de inmediato el progreso. Todo era muy meticuloso y eso se traducía en la confianza que iremos adquiriendo cuando larguemos una prueba especial. Además, mi copiloto admitió que la técnica propuesta no era difícil, sino muy recomendable”.

Alarcón juzgó como valiosas las jornadas transcurridas con el experto español: “Hemos disfrutado mucho de esto, a lo que no todos tienen alcance a menudo. Nos encontramos con técnicas que se convierten en una forma más detallada de analizar el camino y un sistema de notas más profesional. David nos entregó material didáctico, teórico y práctico, por lo que la experiencia es muy completa y termina situándonos a la altura de lo que hacen competidores destacados internacionalmente”.

Prieto mencionó: “Lo que hicimos con David fue muy productivo porque me parece que hay que irse actualizando con diferentes tipos de aprendizaje. No quería descuidar el tema de los cambios que se están observando en las notas, así que esto me hizo abrir los ojos para ver si puedo poner en práctica algo nuevo en ese sentido para la primera o segunda fecha de la temporada. El tiempo pasa, pero siempre se nos pueden quitar más vicios arriba del auto y esto es esencial para descubrir esos detalles por pulir. Pronto debería viajar a Córdoba para mantener un par de reuniones de las que teóricamente debería surgir el nombre de mi copiloto en 2022”.