0

Uno es local; el otro, español. Lo cierto que el Rally del Biobío entregó a dos Martínez como ganadores de la que fue la primera fecha de la temporada 2022 del campeonato Copec RallyMobil. Jorge lo hizo en la clasificación general (y de la clase RC2 Pro) y Luis en la categoría RC4.

El primero de ellos, penquista, le dio al numeroso público presente a lo largo de estos tres días de competencia la alegría de volver a casa con el triunfo bajo el brazo, navegado por Alberto Álvarez y con un siempre rendidor Škoda Fabia del equipo CBTech.

El diez veces campeón administró a la perfección la punta de la carrera, que asumió en la primera etapa y de la cual no se desprendió hasta la meta.

Con un tiempo acumulado de 2h02m16.8s que necesito para completar los 15 tramos de la competencia, el actual monarca de la especialidad superó por 2m46.6s a un auto similar, pero de la escuadra Susaron, el tripulado por Emilio Fernández y Juan Manuel Sanhueza, siempre a la orden del día cuando se trata de pelear por la punta.

Fernández recuperó ese lugar cuando Nicolas Ciamin y Yannick Roche se vieron privados de mantener el excelente segundo puesto al que habían escalado ayer desde el sexto para ganar la etapa intermedia. Quizás como consecuencia de un golpe en el cárter contra una piedra ayer, el motor del Hyundai i20 empezó a perder rendimiento, sobre todo por el lado del turbocompresor, y los franceses cayeron a séptimos antes de recuperarse un poco e imponerse en el Power Stage.

Entre las muchas revelaciones que tuvo este rally, probablemente una de las más comentadas fue la del podio que consiguieron Emilio Rosselot y Tomás Cañete en su primera aparición sobre un Citroën C3 Rally2. El auto les llegó desde Europa hace pocos días. Tras una breve prueba en la Región de Valparaíso, vinieron a correr contra una calidad y cantidad de rivales de fuste y se llevaron a Viña del Mar un resultado muy gratificante que, además, es el mejor desde que participan en la división más grande del torneo y que los convirtió en primeros de la subcategoría RC2.

No del todo contento con la configuración de su máquina, Pedro Heller fue cuarto, acompañado por Pablo Olmos. El angelino admitió que el lote de vanguardia se le escapó más de lo esperado. Habituándose bien a caminos que no conocía y muy diferentes a los de su país, Fabrizio Zaldívar logró un meritorio quinto lugar absoluto junto a Carlos Del Barrio en el segundo de los i20 de Point Cola Racing que lucieron los colores de la Región del Biobío.

Martín Scuncio y José Díaz se fueron reponiendo poco a poco. Agregaron tramos ganados para hacerse de la sexta plaza, recurriendo por primera vez a un Škoda. Eran candidatos al podio de no mediar el pinchazo que les hizo perder colocaciones el viernes.

Con Ciamin séptimo, Joaquín Ruiz de Loyzaga y Javiera Román también dejaron bien parados a Concepción y arribaron octavos con su Fabia de Rudel. Quedaron más atrás Germán Lyon/Sebastián Vera (Citroën), Gerardo Rosselot/Marcelo Brizio (Mitsubishi) y Eduardo Kovacs/Juan Pablo Carrera (Škoda).

“Estoy muy emocionado porque desde 2008 que no ganaba en casa. Este éxito tiene aún más sentido por la alta competitividad que ofreció esta carrera, que fue larga, complicada y muy técnica. Estoy agradecido a todos en CBTech, desde mi copiloto Alberto Álvarez al director Javier Montero, pasando por los mecánicos y patrocinadores. Juntos, trabajamos de gran forma. Para mí, este momento tiene un sabor especial”, señaló Jorge Martínez.

Con un andar espectacular, otro que dominó de principio a fin fue el binomio compuesto por Luis Martínez y Juan Cruz Varela, que hizo debutar en Chile con un triunfo al Opel Adam Rally4 en su primera salida fuera de Europa. El asturiano de Inde Racing mandó durante las tres jornadas en la clase RC2 para vehículos de dos ruedas motrices. Su tiempo fue de 2h19m52.9s y su ventaja con respecto a sus escoltas, Patricio Muñoz y Miguel Recalt, de 58.3s. Muñoz manejó el Peugeot 208 Rally4 propiedad de Luis Núñez mientras aguarda el arribo de su unidad 0km.

En sus caminos, Felipe Padilla y Sebastián Waeger estuvieron entre los tres más efectivos de todo el rally y completaron el podio con otro Peugeot, logrando que los penquistas festejaran otra gran tarea de uno de sus muchos representantes.

Otros españoles que repetidamente marcaron tiempos más rápidos, Iván Fuertes y Víctor Ferrero, concluyeron cuartos en su primer contacto con este tipo de coches. Mario Parra y Matías Améstica finalizaron quintos (Peugeot 208 Rally4), Tadeo Rosselot y Sebastián Olguín sextos (primeros en R3 con Citroën DS3) y José Quezada y Alan Bascur séptimos. Sebastián Silva y Sebastián Arancibia abandonaron por salida del camino cuando iban al frente de la división R3 en su Renault Clio. Otras deserciones por problemas técnicos fueron las de Nicolás y Diego Pérez y Felipe Arenas.

“Estoy muy feliz por este sensacional debut del Corsa en esta parte del mundo. Desde enero, hemos trabajado intensamente en el equipo para que esto saliera bien. Hemos hecho un buen planteo del uso de los neumáticos y de dónde acelerar y dónde no, pasamos por un pinchazo y una salida que nos costó la etapa, pero claro que hay razones para festejar porque ya estamos disfrutando de este auto y de los resultados que nos entrega”, dijo Luis Martínez.

La próxima fecha se disputará del 6 al 8 de mayo.