Kalle Rovanperä y Jonne Halttunen se adjudicaron el Rally de Estonia por segunda vez consecutiva. El dúo del equipo Toyota Gazoo Racing se afianza en la punta del Campeonato del Mundo frente a rivales que a esta altura ven lejana la posibilidad de que sea otro el mejor candidato a quedarse con el título 2022.

Algo similar pasa entre los constructores, donde la marca japonesa se aleja de Hyundai.

El joven finés ya se ha impuesto en cinco de las siete competencias llevadas a cabo. Terminó estos 24 tramos con 1m00.9s de diferencia con relación a sus compañeros Elfyn Evans y Scott Martin, consolidándose hoy en otro momento de lluvia que mojó un poco los pisos y favoreció el comportamiento de su GR Yaris híbrido, configurado especialmente para esas condiciones.

Además, Rovanperä marcó el mejor tiempo en el Power Stage (junto con otros 13 sectores cronometrados), que otorga puntos extra, por lo cual ahora le lleva ni más ni menos que 83 unidades a Thierry Neuville.

Evans siempre fue efectivo y se aseguró otro podio, a pesar de hacer un trompo esta mañana, en el que perdió unos diez segundos.

El local Ott Tänak le dio un tercer puesto a su público y a Hyundai Motorsport. Llegó a 54.8s del vencedor, aunque sin amedrentar a quienes tenía adelante. A más de cuatro minutos, arribó otro i20 N Rally1, el de Neuville, cuyos únicos incovenientes fueron rozar unos arbustos y un trompo.

De las filas de Toyota, se destacó lo hecho por Takamoto Katsuta, quinto general, recobrando la confianza algo perdida por su vuelco en el Shakedown, que requirió de frenéticas reparaciones de carrocería por parte de los mecánicos.

Esapekka Lappi quería finalizar más arriba en el clasificador, pero el pinchazo de ayer lo relegó bastante. El escandinavo fue el más rápido en dos tramos y pasó al Ford Puma de Adrien Fourmaux cerca de la meta.

Con el mejor Ford Puma, el francés fue séptimo y cortó con una racha de cuatro retiros en seis rallies. Pierre-Louis Loubet desertó al golpear fuertemente una piedra y romper la suspensión delantera izquierda, en tanto que Gus Greensmith quedó a la vera del camino en el siguiente sector por problemas de transmisión.

Así, completaron los diez primeros competidores de la clase WRC2: Andreas Mikkelsen, Teemu Suninen y Emil Lindholm. El noruego volvió al triunfo en esa categoría tras varios infortunios técnicos y ahora piensa de nuevo en revalidar su corona. Con un Škoda Fabia, le sacó 25.3s al Hyundai i20 N de Suninen y 1m37.7s a uno de sus compañeros en Toksport, Lindholm.

El finés atacó cada día más a Mikkelsen y llegó a ubicársele apenas a 3.2s antes del último tramo, listo para una definición vibrante, que lamentablemente no se materializó debido a que el i20 perdió poder de frenado a mitad de ese recorrido.

Marco Bulacia se había esforzado por ocupar un escalón del podio, pero abandonó a falta de una prueba especial al salirse de la ruta a un kilómetro y medio de la partida en ese sitio.

Sobre un Ford Fiesta Rally2, Jari Huttunen fue cuarto y los Fabia de Kajetan Kajetanowicz y Emilio Fernández quinto y sexto, respectivamente. El infortunio de Bulacia elevó al chileno a ese lugar (a 5m29.2s de Andreas Mikkelsen).

“Por diversos motivos, este ha sido uno de los eventos más exigentes en los que he corrido. Uno va siempre a mucha velocidad y es imposible relajarse, ya que todo trascurre a un ritmo impresionante. Se nota el buen nivel que hemos adquirido con Axel Coronado, que nos permitió bajar considerablemente las diferencias que nos hacían por kilómetro el año pasado”, resumió quien en definitiva se convertiría -como en Cerdeña- en el mejor sudamericano clasificado.

Sami Pajari y Enni Mälkönen también se escaparon en las divisiones WRC3 y Junior, teniendo en que cuenta que fueron el binomio a batir como en varias competencias anteriores. Sobre un Fiesta Rally3, su margen sobre Lauri Joona fue de 2m15.7s. Concluyó tercero William Creighton a más de 3m46s.

Entre los más jóvenes, siendo que Pajari fue inalcanzable, su escolta resultó el estonio Robert Virves a 14.9s. Con buenos tiempos, Virves trepó de cuarto a segundo, siendo otra de las estrellas locales. Curiosamente, batió el récord de Sébastien Ogier de mayor cantidad de tramos ganados en un mismo rally: 17. Esa cifra no le alcanzó para recuperar el minuto y medio perdido al principio. Jon Armstrong descendió a tercero ante la arremetida de su predecesor.

Un evento parecido, de los más tradicionales del mundo, será la próxima cita de la disciplina cuando se compita en Finlandia del 4 al 7 de agosto.

AUSPICIADORES