Previo al Rally de Portugal, el Campeonato del Mundo de Rally festejó sus 50 años de vida. WRC, la empresa con sede en Alemania que está actualmente a cargo de la promoción de la categoría, programó en Matosinhos una serie de celebraciones que incluyeron a autos y figuras de su historia.

Antes de la largada, una gala a la que concurrieron 250 personas fue la ocasión perfecta para recordar medio siglo de aventuras memorables desde que la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) partió con esta serie de relieve internacional a partir del Rally de Montecarlo de 1973, disputado del 19 al 29 de enero de ese año.

Pilotos, navegantes, directores de equipos y allegados a esta especialidad departieron en medio de varios de los vehículos más representativos de todas las épocas.

El nueve veces campeón Sébastien Loeb (FRA) se sumó al ocho veces dueño del título Sébastien Ogier y a Ott Tänak (campeón 2019), quienes hicieron una pausa en sus trabajos previos a la competencia del fin de semana.

También asistieron Walter Röhrl (campeón 1980 y 1982) desde Alemania, Ari Vatanen (campeón 1981) y Marcus Grönholm (campeón 2000 y 2002) desde Finlandia, Massimo Biasion (campeón 1988 y 1989) desde Italia, Carlos Sainz (campeón 1990 y 1992) desde España y Petter Solberg (campeón 2003) desde Noruega. Entre todos, reúnen 28 coronas.

Entre los copilotos, sobresalieron los nombres de los británicos Robert Reid, Derek Ringer y David Richards, el español Luis Moya, el alemán Christian Geistdörfer, el italiano Tiziano Siviero, el finlandés Timo Rautiainen y el estonio Martin Järveoja.

Michèle Mouton y Fabrizia Pons representaron al único dúo femenino en imponerse en una clasificación general, acompañadas por las campeonas de la Copa FIA de Damas Louise-Aitken-Walker de Gran Bretaña, Isolde Holderied de Alemania (con su navegante sueca Tina Thörner) y Christine Driano de Francia.

En el cuartel general del rally ubicado en el predio Exponor, que ya se usaba por aquel entonces, se recordaron aspectos inherentes a los que fueron 619 eventos. Después, 30 coches originales se exhibieron en el parque de servicios, algunos de los cuales también recorrieron los tramos para deleite del público.

AUSPICIADORES