0

Se llevó a cabo esta tarde en el Parque Laguna Carén situado en las afueras de Santiago el Shakedown de la Copa Mobil 1, evento que marca el reinicio de la actividad automovilística en Chile.

Fue una jornada con muchas novedades técnicas, nombres nuevos, regresos y estrenos, caracterizada por el sol brillante y una muy oportuna brisa que contribuyó a que el polvo que levantaban las máquinas no quedara en suspenso.

El equipo peruano Castro Yangali Team dominó la jornada de la mano de Nicolás Fuchs y Fernando Mussano, una dupla clásica con lauros mundiales que en su arribo a esta categoría comenzó mandando en los relojes al establecer el mejor tiempo (3m45.8s) de este ensayo previo en el serpenteante y atractivo trazado de aproximadamente 4.400 metros de extensión.

En la “Armada Peruana”, utilizan por primera vez tres Škoda Fabia Rally2 Evo que, evidentemente, se demostraron sumamente efectivos desde el arranque.

La actividad de hoy consistió en el reconocimiento de los tramos primeros y luego en este compromiso que fue de una hora de prácticas para los vehículos de tracción simple y otra para los de tracción integral.

En su cambio de marca de Ford a Citroën, Alberto y Pedro Heller le siguieron en los registros al limeño, utilizando ambos los C3 de última generación que llegaron hace pocos días desde Francia.

Con óptimos parciales, se reveló motivado Alex Heilbrunn (Škoda), acompañado por Ricardo Dasso, dejando más atrás a Vicente Israel (Citroën) y Francisco López (Peugeot). Eduardo Castro estaba para más con otro de los Fabia, pero una tendencia sobrevirante lo llevó a hacer un semitrompo antes de corregir la puesta a punto.

Con un Renault Clio, Sebastián Silva y Sebastián Arancibia fueron los más veloces de la clase R3, superando a Tadeo Rosselot y Lautaro Marini, ambos con DS3.

Conduciendo el Peugeot 208 campeón 2019 que era de Patricio Muñoz, el argentino Jonathan Bastidas dominó la escena en la R2, teniendo como escolta a un Francisco Gatica, quien sorprendió por su gran ritmo como debutante en una máquina similar.

Nicolás Fuchs comentó: “Desde que llegamos, venimos trabajando intensamente con todos nuestros mecánicos peruanos, que no estaban habituados a los vehículos R5. Se han desenvuelto bien mientras nosotros aprendiendo cosas sobre estos Fabia de última generación. Yo había conducido uno en una prueba breve en Italia el año pasado, pero ahora ya estamos en competencia. He notado diferencias favorables en el motor. Ahora debemos discutir la configuración de los autos para mañana. Lo de buen tiempo es porque trato de hacer lo mejor siempre en cada oportunidad y aplicar lo aprendiendo en nuestra campaña mundial de hace algunos años”.

La competencia, que no es puntuable por el campeonato Copec RallyMobil™, se desarrollará mañana a lo largo de diez tramos de velocidad que totalizan poco más de 90 km, incluyendo un Power Stage, mediante una jornada extensa arriba de los coches que verá a los participantes estar en ellos por ocho horas y media entre la mañana y la media tarde.