0

Felipe Espinoza hace mucho tiempo que se desempeña en el equipo Joker Rally, que estará firme con dos autos cuando el campeonato Copec RallyMobil™ abra fuegos formalmente el primer fin de semana de agosto.

En la escudería del arlequín, los hermanos Pedro y Alberto Heller aprovecharon la Copa Mobil 1, evento promocional sin puntos efectuado en marzo pasado en laguna Carén, para estrenar marca y modelo.

Desde que condujeron a plena velocidad los Citroën C3 R5 qye llegaron en el tercer mes del año desde Francia, ambos se manifestaron a gusto con el producto. Alberto ha estado más activo merced a su participación a nivel mundial en la clase WRC3 y otras pruebas fuera de Chile.

Espinoza se refirió acerca del panorama previo al Copec RallyMobil de Los Andes.

Por un instante, se suponía que, dado que Alberto estaba en Europa con intenciones de entrenar más en asfalto y se había notado en un evento alemán a tal efecto, de pronto no corriera aquí, pero eso cambió recientemente. ¿Es así?

Sí. Pusimos las cartas sobre la mesa y él regreso al país porque consideramos que era justo que el equipo pusiera en línea de partida a sus dos autos en esta primera cita c del año con puntos por el torneo. Obviamente, el campeonato nacional es de suma importancia para ambos. De hecho, postergamos un par de compromisos que teníamos en Europa para estar presentes en Los Andes con los Citroën.

¿El ingeniero Lewis Allen sigue trabajando dentro de esta estructura?

Efectivamente. Hablamos de una relación profesional consolidada, así que Allen pronto arribará desde Inglaterra.

¿Cómo evaluaron el pase de Ford (o circunstancialmente en el caso de Pedro, Volkswagen) a Citroën a partir de esta temporada después de la Copa Mobil 1, donde los dos hicieron muy buenos tiempos?

Teníamos esperanzas en este aspecto porque veníamos viendo la buena labor que Citroën Racing hizo con el C3, un ejemplar en constante evolución. Hay varios ejemplos nacionales e internacionales, principalmente en el Viejo Mundo, que son válidos para constatar que sus unidades funcionan bien y ganan en diversos lugares. Conseguimos un equilibrio interesante entre rendimiento del coche, posibilidad de incorporarle sus actualizaciones técnicas y otros detalles como obtención de repuestos y demás. Tienen bien planificado el concepto carrera-cliente, así que entendemos que en varios frentes el cambio es positivo. Los Polo son rendidores también, pero la marca dejó de producirlos oficialmente poco después de que Joker pensara en encargar otro para principios de 2020, que de todos modos por entonces ya implicaba entrar en lista de espera. Así fue que esos vehículos retornaron a Europa antes de depreciar su valor por haber sido usados.

A propósito de Volkswagen, dos fines de semana atrás, Alberto Heller entrenó en plena competencia al participar con Marc Martí del 56º Rally Coppa Cittá di Lucca, con el objetivo de afianzar su manejo en asfalto. La prueba de 200 kilómetros contó con la presencia, como es frecuente en los rallies regionales europeos, de 140 tripulaciones. De ellas, 23 partieron con máquinas R5. El chileno hizo buenos parciales, casualmente sobre un Polo GTI del equipo HK Racing, terminó en una meritoria quinta posición general en medio de 110 arribos, a 21.2s del vencedor, Luca Pierotti (Škoda). Heller tenía pensado repetir la experiencia en una fecha alemana antes de darle prioridad a su campaña nacional en el campeonato Copec RallyMobil™.