Exceptuando la temporada 2020, carente de actividad por pandemia global, desde 2019 el equipo CBTech ha sido imparable en cuanto a racha de logros conseguidos en el campeonato Copec RallyMobil, una apreciación que abarca victorias y dos títulos consecutivos.

Esa defensa de la corona comenzó en Concepción con otra victoria, una muy especial para uno de sus integrantes, Jorge Martínez, quien corrió en casa con la ilusión de ganar frente a su público, un objetivo que alcanzó después de una larga espera de 14 años, cuando tenía 21 y claro que ya corría junto a Alberto Álvarez, aquella vez con un Mitsubishi Lancer Evolution IX (N4).

Los colores del Škoda Fabia del penquista cambiaron, pero sus ganas de mantenerse en la cima con Álvarez y la estructura dirigida por Javier Montero siguen intactas.

CBTech volvió después de algunos meses a asistir dos autos checos, ya que en esta ocasión Eduardo Kovacs subió de categoría y empezó a competir la unidad en la que lo venía haciendo Francisco López, completando el rally sin problemas mientras se va acostumbrando a la tracción integral.

Montero dijo al final del evento: “Para ser que se trató de una carrera muy difícil por su extensión de tres etapas, por la cantidad y calidad de contrincantes, por el estreno de neumáticos que teníamos que conocer y por la presión sobre Jorge por largar en su lugar natal, empezamos 2022 con todo. Nos llevamos una victoria y el buen saldo de la labor de Kovacs. Había invitados de afuera que demostraron su valía, pero también me interesa resaltar las excelentes condiciones de un grupo grande de rivales que tenemos a nivel nacional y que siempre nos dan mucho trabajo. El ejemplo del podio compartido con Emilio Fernández una vez más y con Emilio Rosselot es claro, aunque la lista es bastante más larga. Hay buenos equipos que prestigian la especialidad. Jorge y Alberto no me dejan de sorprenden. La estrategia de atacar el viernes asumiendo que las gomas se gastarían, ceder apenas un poco el sábado y volver a la carga el domingo, fue correcta. Tenemos que agradecer a Patricio González por su empeño, a los auspiciadores, desde Copec hasta el último y a los mecánicos, que están siempre a la altura de las circunstancias a cualquier hora”.

AUSPICIADORES