0

El Rally de Quillón le deparó a CBTech un saldo extraordinario por v arios flancos.

En la clase mayor, la RC2, Jorge Martínez y Alberto Álvarez llevaron al Škoda número 1 a la victoria después de lucha nuevamente mano a mano con un rival usuario de la misma marca, Nicolás Fuchs. Francisco López y Nicolás Levalle capitalizaron entre adaptación al Fabia y un planteo de carrera acorde a las vicisitudes que la prueba en la región de Ñuble venía presentando un fantástico cuarto puesto general. Como si fuera poco, los dominadores al final del domingo en la categoría que admite a las máquinas de tracción simple, la RC4, fueron Eduardo Kovacs y Sebastián Medrano sobre el Peugeot 208 Rally4 cuya atención en competencia pasa desde Casablanca por las manos de la formación dirigida por Javier Montero.

“El rally requirió de un planteo especial, que otra vez fue difícil y salió de lo común. Podría decirse en ese aspecto que tuvo algunas similitudes con lo que fue Rinconada-Los Andes. Teníamos la certeza, o casi, de que los neumáticos iban a ser el punto débil de la competencia. Después de la parte álgida de la pandemia, retomamos el campeonato Copec RallyMobil™ siendo menos en cantidad en el taller, pero poniéndole el mismo empeño de siempre a lo que encaramos en Conveyor Belt Technology. Hoy por hoy, estar en la punta de esta serie es algo en verdad muy exigente, a menudo con proporciones de eventos a nivel internacional. En el caso de Jorge, se largaron tramos en los que dudábamos que las gomas pudieran aguantar, pero arriesgamos de todos modos al todo o nada, especialmente durante la mañana de la segunda etapa. Es muy bueno volver al triunfo con ellos, como lo es ver a ‘Chaleco’ clasificado tan arriba en su segundo contacto con el Škoda y a Eduardo más confiado en la actitud de un Peugeot que sigue evolucionando”, comentó Montero.