0

Familias numerosas ligadas al campeonato Copec RallyMobil™, afortunadamente, hay más de una, pero pocas que están desde la primera hora como la del equipo Rosselot.

Este año, los viñamarinos llevarán a las competencias nacionales tres de sus autos de carreras, aunque la verdad es que disponen también de un cuarto que es ofrecido en arriendo para quien lo quiera conducir.

Tadeo Rosselot comentó acerca de la próxima participación en la temporada 2021 junto a sus hermanos: “Para este año, teníamos definido lo mismo que hicimos en la Copa Mobil 1™, es decir que Emilio ascienda a la división R5 con el Mitsubishi Mirage y que Gerardo (h) y yo estemos en la R3 con los dos Citroën DS3 Max. Por otro lado, dentro de esa misma clase, está listo el Renault Clio turbo, así que estamos abiertos a las consultas de los interesados por correr con ese vehículo”.

Días atrás, los tres fueron a probar a un tramo de cuatro kilómetros para no perder el ritmo entre lo que fue el evento de fines de marzo y el que viene en agosto: “Fuimos a un camino seguro y estuvimos unas cuantas horas en un ensayo que nos entregó buenas sensaciones en lo referido a los autos. Emilio practicó un rato en el Mitsubishi Lancer Evolution X de Grupo N para no desgastar tanto el R5, del que están por llegar algunos repuestos. Al menos nos sacamos las ganas de acelerar unas cuantas horas, en mi caso a los mando de la unidad campeona”.

En lo personal, Tadeo sabe que la ansiedad por volver a competir no supera la tranquilidad que asegura tener con miras al Copec RallyMobil Los Andes: “De manera oficial, salvo por lo de marzo pasado, no se corre desde fines de 2019 y nos falta acumular kilómetros que nos sirvan para recuperar la gimnasia de un rally entero. Igualmente, yo estoy tranquilo y hasta ilusionado con poder ganar el campeonato. Hay que ir viendo fecha a fecha. Quiero hacer las cosas bien porque no hay que equivocarse, ya que los rivales últimamente no son fáciles de derrotar. Estamos trabajando seriamente para ese objetivo”.