0

Los siete tramos que dieron forma a la primera etapa del Copec RallyMobil Rinconada-Los Andes demostraron su complejidad desde temprano. Tres de ellos se disputaron en una mañana que amaneció fría y neblinosa, salvo en la montaña a medida que los participantes iban trepando en altura.

Pedro Heller manda en la clasificación general (y en la categoría RC2N) con Marc Martí en el Citroën C3 Rally2. El angelino del Team Joker Rally pasó a la punta cuando desde el cuarto tramo cuando Nicolás Fuchs sufrió la rotura de dos neumáticos allí. Heller ganó dos de los siete parciales, la misma cantidad que Jorge Martínez y Emilio Fernández, quedando la restante para el peruano.

El líder empleó 1h06m06.6s (a más de 75 km/h de promedio) para imponerse por 52.3s a un Benjamín Israel quien, con otro C3 (aunque del equipo Monster Procircuit), fue veloz y efectivo al mismo tiempo, llevando en su butaca derecha en esta ocasión a Sergio Dal Dosso. Fuchs y Hernán Vargas Peña fueron terceros con el Škoda Fabia del equipo Castro Yangali Team a 1m32.5s. El limeño perdió mucho tiempo al sufrir el desgaste total de dos ruedas en la PE4.

Emilio Fernández y Juan Manuel Sanhueza ocuparon la tercera plaza durante gran parte de la jornada con otro Škoda, pero terminaron cuartos a una diferencia muy escasa de menos de cuatro segundos con respecto a su predecesor.

Eduardo Castro y Julio Echazú mantuvieron un ritmo parejo para ser quintos, por delante de Emilio Rosselot y Tomás Cañete en su primera aparición con el Mitsubishi Mirage R5, con el que se ubicó todo el día entre los diez mejores. Joaquín Ruiz de Loyzaga y Javiera Román se ubicaron séptimos con un Fabia de la escuadra Rudel. Otro penquista, Jorge Martínez, se vio relegado a octavo cuando rompió dos neumáticos por la mañana, tras lo cual se fue recuperando con buenos parciales.

Vicente Israel marcha noveno con Cristian Ascencio en el segundo Citroën de su propia estructura.

En RC4N, dos de los nuevos Peugeot 208 Rally 4 aparecieron al frente, los de Patricio Muñoz y Juan Cruz Varela y de Carlos Prieto y Joaquín Riquelme. El piloto de Concepción fue el más rápido de los autos de tracción simple en cinco oportunidades y le sacó 1m37.7s al puertomontino y 1m49.7s al dúo formado por Nicolás Pérez y Enrique Pérez, tripulantes del R2 más efectivo (Peugeot 208 R2).

Les siguen a ellos Gerardo Rosselot (Citroën DS3 R3), Francisco Gatica (Peugeot 208 R2) y al argentino Jonathan Bastidas (Peugeot 208 R2). El español Luis Martínez llevó al primer puesto a su Opel Adam entre estas máquinas en la PE2, pero en el tramo siguiente sufrió la rotura del palier izquierdo y abandonó, si bien se reenganchará mañana.

Largaron 29 vehículos y volvieron 20 al parque cerrado.

Hubo muchos percances causados por el desgaste de las ruedas y los pinchazos en todas las divisiones, producto de la exigencia del piso tanto en subida como en bajada, y de las numerosas piedras, que jugaron un papel importante en el trámite de carrera. En este contexto, otros contratiempos fueron los de Francisco López-Nicolás Levalle (Peugeot 208 T16 R5, rompió neumático trasero izquierdo y dañó amortiguación de ese lado sin que pueda retomar la actividad en la segunda etapa), Tomás Etcheverry-Ricardo Rojas (Hyundai i20 R5, cremallera de dirección), Germán Lyon-Antonio de Gavardo (Citroën DS3 R5, paró a cambiar una rueda a 200 metros de la largada), José Tomás Fernández-Carlos Garrafa (desperfecto en el turbo, Ford Fiesta R2), Jonathan Bastidas-Samuel Guzmán (Peugeot 208 R2, sin paragolpes y casi sin caucho en PE7) y Sebastián Silva-Sebastián Arancibia (Renault Clio R3, problemas con la caja que saltaba de cuarta a sexta y golpe en tres delantero a poco de empezar el rally).

Martín Scuncio y Sebastián Vera decidieron voluntariamente retirar del evento al Hyundai i20 R5 de Point Cola Racing antes de dirigirse al primer tramo al haber salteado procedimientos apenas salieron temprano del parque de asistencia, incluso antes de recibir alguna sanción.

La “Armada Peruana” descubrió ayer a última hora un ruido extraño en el motor del Škoda de Alex Heilbrunn y Ricardo Dasso, que no pudieron siquiera largar al comprobarse que le faltaba compresión a uno de los cuatro cilindros, por lo cual no era aconsejable arriesgarse a una rotura completa del motor.

Mañana, la jornada de cierre del Copec RallyMobil Rincaonda-Los Andes constará de cinco sectores cronometrados entre las 8:55 y las 14:54 (Power Stage en El Chacay). Eso representa 149,51 kilómetros (59,69 de competencia y 89,82 de enlaces).