0

Con una estrategia de ataque que le rindió plenamente de acuerdo a lo esperado, Elfyn Evans pasó a comandar el Rally de Finlandia al término de la segunda etapa tras ser el más veloz en cuatro tramos que recorrieron los rápidos caminos forestales aledaños a Jyväskylä.

El galés escaló de la tercera posición a la primera con su Toyota Yaris WRC, superando en su embestida a los Hyundai i20 oficiales de Ott Tänak y Craig Breen.

El estonio empezó dominando la mañana y adueñándose de tres parciales, pero fue quien se ubica segundos en el certamen quien acabó por llegar antes que nadie al parque de servicios. 9.1 segundos separan al Yaris del i20 en una carrera que es determinante para el líder de la misma en cuanto a las posibilidades de mantener sus aspiraciones al título.

Tänak modificó la puesta a punto de su auto en la asistencia del mediodía, pero no pudo hacerle frente de igual a igual al nuevo puntero. Entretanto, Breen retrocedió dos lugares después de haber pasado al tope de clasificador ayer a último momento. Ahora se encuentra a 19.5s de Elfyn Evans y Scott Martin.

Esapekka Lappi conserva la cuarta plaza con el Toyota extra que el equipo dirigido por Tommi Mäkinen ha anotado en este evento, seguido por Kalle Rovanperä, quien estaba para más antes de golpear un banco de tierra y retirarse con daños frontales en su máquina.

Sébastien Ogier quedó entonces quinto, 38.9s de su compañero en Toyota Gazoo Racing. El francés también mejoró sus tiempos al cambiar la configuración del coche y sentirse más aliviado cuando Thierry Neuville abandonó a poco del final de la jornada al golpear de frente su Hyundai.

Los Ford Fiesta World Rally Car de Gus Greensmith y Adrien Fourmaux aparecen sexto y séptimo, en tanto que el local Teemu Suninen es octavo y mejor competidor de la clase WRC2 con un Volkswagen Polo GTI con el cual se antepone a Mads Østberg (Citroën C3) y a Emil Lindholm, puntero en WRC3 con un Škoda Fabia Rally2 Evo.

Takamoto Katsuta aterrizó violentamente de uno de los tantos saltos del rally, rebotó y terminó fuera del camino contra los árboles y con la suspensión trasera rota.

A pesar de andar con el radiador pinchado por un rato, Suninen sigue adelante en su categoría, escoltado por Østberg a 8.0s. El noruego se adjudicó tres pruebas especiales.

Nikolay Gryazin y Oliver Solberg intentaban subir al podio, pero el ruso se quedó sin ruedas de repuesto en su Polo luego de pinchar dos veces y el sueco dejó en muy mal estado su i20 N Rally2 en Kakaristo-Hassi, donde volcó a alta velocidad, lo que le impedirá seguir en carrera.

Jari Huttunen se ubica tercero con otro de los vehículos de la marca coreana y Martin Prokop es cuarto con un Ford. Georg Linnamäe se salió de la ruta y su Volkswagen cayó a una zanja de la que no pudo salir durante medio minuto.

Lindholm arrancó con 17.1s de margen a su favor sobre Mikko Heikkilä. Al prevalecer en cinco especiales, aumentó esa cantidad de tiempo a poco más de un minuto. Eerik Pietarinen ascendió a tercero con un Polo GTI con el que se anotó el mejor registro en las pasadas por Arvaja y Harju.

Los brasileños Paulo Nobre y Gabriel Moraes marchan undécimo en esa misma división con un Škoda.

Restan cuatro tramos y 45,74 km contrarreloj para la última etapa, con repeticiones de los parciales alrededor de Laukaa y Ruuhimäki con sus grandes saltos, la que oficiará -además- de Power Stage.

Video: Elfyn Evans y Scott Martin saltaron de terceros a primeros en la segunda etapa finlandesa.