0

Vic Elford, considerado por muchos como uno de los pilotos más versátiles de todos los tiempos, falleció ayer a la edad de 86 años en su casa de Florida (Estados Unidos). Nacido en Gran Bretaña el 10 de junio de 1935, este polifacético londinense que fue ganador en Montecarlo y campeón europeo de Rally en 1967 padecía cáncer desde hace algún tiempo.

52 años pasaron hasta que ese título continental de la FIA recayera en uno de sus coterráneos, cuando se lo adjudicó Chris Ingram en 2019 con un Škoda Fabia R5.

Elford se hizo famoso por ser capaz de acelerar cualquier vehículo de competición al que se subiera. Específicamente, su participación en el Rally empezó de joven como navegante de David Seigle-Morris en eventos nacionales e internacionales entre 1960 y 1961 con modelos como Ford Zephyr, Austin-Healey 3000 y Mini Cooper.

Se pasó al volante en 1962, a partir de lo cual empezó a conseguir resultados notables en todas partes con Triumph TR4, Ford Cortina GT y Lotus hasta ser fichado oficialmente por Porsche para el Campeonato Europeo cinco temporadas más tarde. Con el 911, el inglés casi nunca se bajó del podio, venció en Francia, Holanda y Suiza y se adjudicó el cetro en el Grupo 3. Esa temporada se organizó la primera carrera de Rallycross de la historia, de la que emergió triunfal en Lydden Hill, lo mismo que en las agotadoras 84 Horas de Nürburging de Turismo, donde al cabo de 350 vueltas fue el mejor junto a Hans Herrmann y Jochen Neerpasch a los mandos de un Porsche 911 Sportomatic.

Había sido tercero en Montecarlo, una prueba que le caía muy bien y de la que fue su dominador absoluto en 1968, también con una cupé de Stuttgart. A la vez, como era muy hábil en los circuitos, cruzó el Océano Atlántico y apenas siete días luego se impondría también en las célebres 24 Horas de Daytona sobre un Porsche 907 2.2 que a lo largo de 673 giros compartió con Jo Siffert, Rolf Stommelen, Herrmann y Neerpasch. A su regreso, para rematar un período fenomenal, se consagró en la mítica Targa Florio, rodeando la isla de Sicilia (Italia) en diez pasadas con un Porsche 908.

Mucho después, Subaru lo invitó a integrar sus filas en las ediciones 1982 y ’83 del Rally Safari de Kenia con un Leone 1.8, pero abandonó en ambas ocasiones.

Lo que es más, Vic Elford ascendió a la Formula 1, donde largó 13 Grandes Premios entre 1969 y 1971. Su mejor posición fue el cuarto puesto en su debut en la pista francesa de Rouen con un Cooper-BRM.

De sus 54 rallies, el último del que tomó parte fue el de Ypres (Bélgica) en 1983 con un Peugeot 505 STi.

Entre sus logros más resonantes figuran los del Campeonato Mundial de Resistencia. Aparte de Daytona, Elford se hizo de la victoria en los 1.000 Kilómetros de Nürburgring dos veces (1970 y ’71), las 12 Horas de Sebring (1971).

Por entonces, los norteamericanos lo invitaban a competir en sus categorías. Como si fuera poco, el talentoso británico no solo se alzó con triunfos en Can-Am y Trans-Am (1970) a poco de descubrir esas potentes máquinas, sino que intervino en cuatro ediciones de las 500 Millas de Daytona del NASCAR entre 1968 y 1971 con Dodge, Ford y Plymouth, llegando a la meta siempre y hasta décimo la última vez, en un ámbito que difería bastante de lo que conocía.

Junto a Richard Attwood, protagonizó una de las ediciones más emocionantes de las 24 Horas de Le Mans, la de 1969, con uno de los novedosos e impresionantes prototipos 917 de fábrica de la escudería Porsche. Fueron líderes durante 22 horas hasta que el embrague y la caja empezaron a sufrir el desgaste de La Sarthe y le entregaron el éxito al Ford GT40 de Jacky Ickx y Jackie Oliver. Al menos dos años antes, Elford había sido séptimo general y primero en la clase Sport 2-litros con un 906 de cabina abierta con el holandés Ben Pon, algo que repetiría en 1973 con una Ferrari 365 GTB 4.4 V12 dentro de la división GTS. Participó allí nueve veces hasta 1983 (incluyendo un Rondeau-Ford DFV de Grupo C).

A fines de 1971, se había pasado a Alfa Romeo para tripular uno de los hermosos T33, trepando al podio con ese ejemplar en varias fechas mundiales de Resistencia. ​

Retirado de la conducción, Vic Elford se desempeñó como director del equipo alemán de Fórmula 1 ATS, director corporativo de Renault en Estados Unidos cuando se mudó allí cuatro décadas atrás y consultor permanente de Porsche.