Así como el año pasado terminó peleando por el título nacional, resultando finalmente subcampeón en la clase RC2, esta temporada tiene en Emilio Fernández a un piloto competitivo no solo en el certamen Copec RallyMobil, sino también en las fechas programadas en su campaña mundial dentro de la división WRC2.

En este buen momento deportivo que estás pasando, ¿cuáles son tus últimas noticias?

Yo me siento muy bien por cómo se viene desarrollando 2022. El Škoda Fabia que uso en el campeonato Copec RallyMobil está sin y motor y caja, que viajaron a la República Checa para que la fábrica le haga su debido mantenimiento, aprovechando el receso largo entre lo que fue la tercera fecha y la que será la cuarta. En lo personal, listo para encarar en Estonia, adonde viajo el viernes próximo para una nueva participación a nivel mundial. Será mi cuarta vez allí. La primera fue en 2019 cuando la carrera era de su torneo, una elección que hice a modo de preparación para Finlandia poco después. Luego, estuve en las últimas dos ediciones que sí fueron mundiales, siempre con el equipo Toksport. Tengo notas hechas bastante actuales. Me acompañará de nuevo Axel Coronado, que me navega en Europa, mientras que Juan Manuel Sanhueza lo hace en Chile. Es un rally muy exigente porque gran parte del tiempo se viene en cuarta o quinta marcha y veces se baja a tercera para alguna chicana que reduzca los promedio o un retome no muy habitual. Sí son comunes los saltos y las curvas veloces. Los puntos de frenada también son importantes. Son caminos difíciles, pero entretenidos, además de que su organización es notable.

Para más tarde, todavía me cuesta definir qué haría con respecto a que coinciden las fechas del Rally Acrópolis y la quinta de nuestro país en la Región del Biobío. Toksport me insiste con que vaya a Grecia, ya que esa sería mi última salida en el extranjero, cosa que defino normalmente a principios de año. Me entreno físicamente a diario o casi. Atrás quedaron los tiempos en que intervenía en la categoría Junior o al principio de mis días con los R5, cuando me cansaba más tanto corporalmente como mentalmente. En la actualidad, resisto mejor todas las etapas y por esto mismo es que pude aguantar, por ejemplo, una primera etapa como la de Chillán Viejo en la que conduje casi todos los tramos con la dirección rota y pesadísima.

En Copec RallyMobil tu Fabia de Susaron es la versión anterior al Rally2 Evo que conduces en el Campeonato del Mundo. ¿Encuentras pocas o muchas diferencias entre ellos?

La verdad es que son bastante diferentes, en mi opinión. El chasis del vehículo anterior hace todo algo más lento. En el nuevo, las reacciones al volante son más instantáneas. La caja de cambios también difiere, al igual que las suspensiones, que en el nuevo son más altas, mientras que en el que corro en Chile de vez en cuando golpea más y puede resultar más blanda.

¿Cómo te sientes con la escasa ventaja que te lleva Jorge Martínez en el campeonato Copec RallyMobil, que son apenas seis puntos?

Por suerte, hemos dejado atrás tres carreras favorables, especialmente los días domingos, que entre Power Stage con unidades extra y puntaje separado por etapa, es un día que, numéricamente hablando, rinde más. La estrategia de neumáticos sigue cobrando una importancia grande para todos nosotros y en ese aspecto hemos acertado bastante.

AUSPICIADORES