Ott Tänak y Martin Järveoja están más cerca de adjudicarse el que sería el tercer triunfo de los estonios en Finlandia. La dupla de Hyundai Motorsport terminó la segunda etapa del rally nórdico en primera posición al igual que ayer, aunque sometida a más presión, ahora de parte del líder del Campeonato del Mundo, Kalle Rovanperä.

El piloto del i20 N se desenvolvió bien por los veloces caminos alrededor de Jämsä, húmedos durante la mañana, aunque debió esforzarse para controlar al Toyota número 69. Rovanperä había anticipado que, al no abrir la ruta, saldría a atacar, cosa que efectivamente eso para convertirse en el nuevo escolta de Tänak. La diferencia entre ellos es de 8.6 segundos.

Esapekka Lappi perdió la posibilidad de acercarse al Hyundai que manda cuando una piedra suelta que voló le rompió el parabrisas del GR Yaris en la prueba especial 16, dificultándole considerablemente la visibilidad, sobre todo en los muchos saltos ciegos que hubo. Ante esto, el local se conformó con no caer más allá del tercer lugar, a 26.8s del puntero.

Elfyn Evans también tuvo problemas. Su Toyota Yaris cayó muy fuerte de un vuelo y se le soltó una pieza de la suspensión trasera izquierda. La tripulación efectuó frenéticas reparaciones improvisadas con correas y bridas y cuidó el auto en la segunda pasada por Vekkula 2. La pérdida de más de un minuto, no obstante, no los despojó de la cuarta plaza.

Al i20 de Thierry Neuville le instalaron nuevos diferenciales anoche. El belga se quedó con el quinto puesto a bastante distancia del Toyota de Takamoto Katsuta, demorado por un par de trompos.

Detrás del japonés hay dos Ford Puma, los de Gus Greensmith y Pierre-Louis Loubet. El francés empezó siendo mejor, pero después fue sobrepasado por el británico en el penúltimo tramo de la jornada, ubicándose uno de otro a solo 4.2s.

Craig Breen fue la única baja entre los coches oficiales. Abandonó mientras era quinto al aterrizar a mucha velocidad y golpear un roca que arrancó la rueda trasera derecha del Puma.

Teemu Suninen y Emil Lindholm completan los diez mejores generales con máquinas de la clase WRC2.

El de Hyundai sigue encabezando esa categoría. Penó con una misteriosa reducción de la potencia, así que ya no está al frente por 20s, sino por casi la mitad, ya que el conductor del Škoda redujo el margen a 10.7s. Cada uno ganó cuatro parciales.

Con otros Fabia, Mikko Heikkilä y Sami Pajari estaban en la puja por la tercera posición hasta que se retiraron, el primero por un vuelco y su rival por la rotura de un brazo de dirección.

Eso permitió que el Volkswagen Polo GTI de Egon Kaur ascienda a la tercera colocación, si bien lejos de sus dos antecesores. Hayden Paddon persevera en su afán de alcanzar al estonio con su i20 N Rally2 y precede a Eerik Pietarinen (Volkswagen).

En WRC3, a Lauri Joona le faltan cuatro especiales para vencer por segunda vez en esta división con un Ford Fiesta Rally3. En su país, hoy se anotó los ocho sectores cronometrados de la etapa intermedia pese a ir desalineado y estiró su ventaja a 3m34.7s con respecto al checo Jan Černý, con Henri Timonen más lejos en tercera posición.

El Rally de Finlandia terminará mañana con un recorrido muy corto de unos 45 kilómetros, que son dos pasadas Oittila (10,84 km) y Ruuhimäki (11,12 km) con sus impresionantes saltos. La segunda vez que corran por allí lo harán con régimen de Power Stage.

AUSPICIADORES