0

La apuesta de adquirir el Peugeot 208 Rally en muy buen estado que era de Eduardo Kovacs le ha salido bien desde el principio a Iván Fuertes, el español que por motivos laborales pasa gran parte del año en Chile y que en 2021 se sumara a los anotados del campeonato Copec RallyMobil.

Apenas conociendo su nueva montura en el Rally del Biobío, Fuertes ha podido marcas un tiempo más rápido, a pesar del fuerte ritmo impuesto desde el comienzo por su compatriota Luis Martínez, y ha sido segundo en muchos otros, alcanzando al final una destacada cuarta posición.

¿Cómo viviste la primera carrera de la temporada?

La verdad es que no parábamos de comentar con mi navegante, Víctor Ferrero, acerca de lo maravilloso del paisaje y de los caminos. En Europa hay una afición enorme por el Rally y nosotros mismos hemos competido en una diversidad importante de terrenos, pero nos sorprendió la belleza de los tramos, en rutas hechas para los camiones que trabajan en la zona forestal. Se subía y se bajaba en un trazado ancho, donde no apuntamos en las notas ni un solo bache, con curvas muy bien definidas y un piso que es igual o mejor cuando llueve. Fue muy lindo conducir el auto nuevo en las pruebas especiales elegidas. Sumado a eso, el espectáculo que monta la categoría en su largada, su llegada y su difusión mediática iguala o supera a muchas series del Viejo Mundo. Ya voy tres eventos aquí y sigo sorprendido por eso.

Llegaste con el tiempo justo a la partida y muy pocas pruebas. ¿Qué te pareció el Peugeot 208 Rally4?

Le agradezco a Kovacs que me lo haya entregado en tan buen estado y con un óptimo mantenimiento. No dejaba de llamarme la atención durante la primera etapa lo bien que hace todo. Frena bien, se aprovecha fantásticamente su par motor y la caja es un placer. Es fácil llevarlo, aunque quizás, como en todo auto de carreras, encontrarle el límite no lo sea tanto. Por su potencia y la respuesta del turbo, a lo mejor cuesta un poco acostumbrarse a qué marcha poner para cada sector o cada curva, pero es una de las máquinas que menos me ha costado de aquellas a las que me he subido. Presioné un poco más en el Power Stage para asegurarme algunos puntos extra y porque ya me estaba sintiendo cómodo con su comportamiento. A nivel mundial, es un modelo muy requerido y por diversas circunstancias globales sabemos que hay faltante de ciertos elementos, pero supongo que nada que no se vaya solucionar pronto. Jadaf Competición nos asiste y se esfuerza por darle una atención adecuada, al igual que al de Luis Núñez y el Citroën C3 Rally2 de Germán Lyon. Por lo pronto, en Chile tenemos la suerte de contar con un departamento de ventas de repuestos específicos y hasta con la supervisión de ingenieros del grupo Stellantis.

Aunque lo haces viajar desde lejos, Ferrero sigue siendo tu copiloto en Sudamérica…

Es que para mí él representa un aporte tremendo. Primero, porque es un amigo; segundo, por su vasta experiencia. Ha corrido en todo tipo de vehículo desde que tenía 16 años y ahora tiene 39. Cada tramo que terminamos, me da una información tan precisa sobre el auto y la competencia, de tan acostumbrados que estamos, que es increíble la unión que tenemos. Hago todo lo posible para que venga, pero casualmente para la segunda cita del calendario se le hará imposible porque le coincide con un rally en España. Por esto mismo, estoy evaluando sobre si largar o no. De hacerlo, ocasionalmente estoy en conversaciones con un par de navegantes argentinos.

¿Qué fue lo más complicado de los tres días de actividad en la Región del Biobío?

Seguirle el ritmo a Luis Martínez y Juan Cruz Varela en su Opel Corsa e ir descubriendo cómo rendían los neumáticos Michelin.