0

Cuando Emilio Fernández y Rubén García se anotaron en el Rally de Polonia con el Škoda Fabia Rally2 Evo de Toksport, lo hicieron con el cometido principal de usar esta carrera de promedio alto como entrenamiento para su próxima aparición a nivel mundial en la clase WRC3, que será en Estonia del 15 al 18 de julio.

Siendo la primera fecha del Campeonato Europeo 2021, el centésimo aniversario de la carrera (en su 77ª edición) y al correrse en una zona donde la popularidad de los R5 es inmensa, el chileno no se fijó grandes expectativas a la hora de buscar un resultado.

Será tal vez por eso que su gran faena a lo largo del fin de semana polaco cobró todavía más valor. Fue undécimo. Le faltaron pocos segundos para ubicarse entre los diez mejores de la general. Corrió entre 41 máquinas de la división superior y frente a nombres como los del actual campeón Alexey Lukyanuk, el líder en WRC2 Andreas Mikkelsen, varios locales con títulos en su haber, Craig Breen, Nikolay Gryazin, Yoann Bonato, Grégoire Munster, Fabian Kreim y muchos otros contrincantes difíciles.

Fernández describió su muy meritorio paso por los rápidos tramos alrededor de Mikołaki con arribo en Varsovia de la siguiente manera: “En este torneo, se recurre a un tramo de clasificación par determinar el orden de partida. No nos fue muy bien en él y nos tocó largar terceros en la ruta, así que el mío era uno de los coches que todavía iba limpiando un poco el camino, lo que va en detrimento de los tiempos. Lo bueno es que esa fue lección aprendida. El viernes empezó el rally con un tramo corto y ya la primera etapa fuimos adquiriendo más confianza. Aunque el piso se iba deteriorando, nos encontramos más cerca de los parciales de punta. El domingo salí de parque cerrado 15º. Con mejor ritmo y un Škoda que se comportó de maravillas, me sentí más motivado cuando vi que me acercaba progresivamente a los diez mejores absolutos. Estamos muy contentos por este resultado en una competencia de la que no suponíamos que podíamos sacar tan buen rédito y, a la vez, agradecidos con Toksport por su buen trabajo. Polonia fue otro lindo aprendizaje”.