Próximamente, Jorge Martínez y Alberto Álvarez cumplirán con un viejo anhelo de competir en una fecha del Campeonato del Mundo de Rally fuera de Chile del 8 al 11 de septiembre cuando tomen parte de la décima fecha del calendario, el tradicional Rally de Acrópolis en Grecia.

Tratándose de una oportunidad que el binomio no quería dejar pasar, la contrapartida de su noticia viene por el lado de la coincidencia con el Rally de Los Ángeles, quinta cita nacional del torneo que actualmente lideran y que otorgará más puntos al tratarse de uno de los tres eventos con carácter internacional disputados a lo largo de 2022 en la Región del Biobío.

¿Cómo analizas tu posibilidad de incursionar por segunda vez a nivel mundial y, al mismo tiempo, de que haya sido inevitable que Grecia y el Copec RallyMobil no se disputen en idénticos fines de semana?

Llegamos a un acuerdo para correr el Acrópolis con el equipo español Mapo Motorsport que manejan Xevi Pons y Alfredo Mauro en las afueras de Barcelona. Conduciré allí un Škoda Fabia Rally2 Evo. Pons ha sido piloto oficial en el Rally Mundial, así que su apoyo y su experiencia seguramente será un plus. Veníamos buscando estos hace largos años y, por una cosa u otra, no se daba. Ahora que sí es posible, muy a nuestro pesar, deberemos ausentarnos ese fin de semana de la quinta fecha del campeonato Copec RallyMobil. Lamentablemente, algo teníamos que resignar y, ante el cambio de calendario por cuestiones de plebiscito y coincidencia con otros eventos internacionales importantes en el país, entendimos que no quedaba otra chance que resignar nuestra presencia a nivel nacional. Era una cuestión logística imposible de sortear y ajena a la voluntad de todos. Estoy feliz y agradecido por representar a Chile en la que será mi segunda incursión mundial con el apoyo de auspiciadores que ya teníamos y otros nuevos que se han sumado y defendiendo el argumento de que la categoría en la que he sido campeón en mi tierra diez veces es el trampolín que me ha permitido llegar a este proyecto tan valioso y que tanto se hizo a esperar.

¿Has pedido referencias o estudiado un poco cómo es la versión más reciente del Acrópolis, que regreso a la disciplina el año pasado?

Sí. Sabemos que es un rally muy duro, con una etapa apenas más rápida que las otras dos, que son más trabadas, en pisos generalmente deteriorados y pedregosos en la montaña. La gente de la escuadra nos conoce y sabemos lo que hacemos como locales, razón por la cual también es consciente de lo que nos tiene que sugerir para cumplir con una buena tarea. También he visto imágenes y cámaras a bordo. En función de esto, imagino que me encontraré con algunos tramos que de repente pueden ser parecidos a sectores de Calle Larga, Ovalle o La Serena.

¿Cuánto te pesa la ventaja que darías en el torneo Copec RallyMobil?

Bastante, pues con tres fechas disputadas sigo adelante en la tabla de puntuación y esa fecha va a ser especial, en mi región y de una importancia extra. Con certeza, me duele no participar en Biobío, pero confío en que en las tres carreras que le siguen a esa podamos recuperarnos y seguir en la batalla por el título. Lo que ya sé, es que el equipo CBTech está igual de comprometido que siempre con nuestra serie nacional. Un ejemplo es que se han averiguado algunas cuestiones relacionadas al último Fabia presentado días atrás en la República Checa, el RS, y que hay interés en traerlo, aunque asumiendo que para eso falta bastante porque no habrá entrega de esas unidades sin hasta julio de 2023. Emilio Fernández, mi escolta en el certamen, se encuentra en una disyuntiva igual.

Fotos: Luis Barra/Cristian Lagos

AUSPICIADORES