0

Nil Solans y Marc Martí se adjudicaron ayer la primera fecha del Campeonato Europeo de Rally, disputado en los alrededores de Fafe en el norte de Portugal.

El binomio catalán obtuvo su primer éxito absoluto en esta serie internacional, tripulando un Volkswagen Polo GTI en condiciones climáticas bastante adversas. Lluvias torrenciales se abatieron sobre la zona el viernes y sábado, embarrando la mayoría de los tramos de tierra, dos de las cuales fueron canceladas.

El piloto de 29 años, ex-campeón mundial Junior, fue cuarto en el superespecial nocturno sobre asfalto que abrió la competencia, pero una vez en la montaña se reveló muy efectivo y nadie pudo destronarlo. Había sido acertada su elección de largar primero en la ruta en este contexto.

Solans aventajó por 55.7 al Škoda Fabia del local Armindo Araújo, ex-campeón nacional y mundial de Producción que le arrebató el escalón intermedio del podio por solo 3.8s al joven estonio Georg Linnamäe (Volkswagen) recién el Power Stage que definía el evento.

Ascendiendo a la clase superior, Javier Pardo fue un sobresaliente cuarto general con otro Fabia sobre el que se anotó más de un tramo, precediendo al italiano Alberto Battistolli (Škoda), al ex-subcampeón europeo Bruno Magalhaes (Hyundai), Mārtiņš Sesks (Škoda Fabia Kit, ganador clase Open), José Pedro Fontes (Citroën), Ricardo Teodósio (Hyundai) y Miklós Csomós (Škoda).

Después de dañar el radiador de su Fabia en la PE2, Efrén Llarena remontó hasta la undécima plaza. Kaspar Kasari fue el mejor en ERC con un Ford Fiesta Rally3. España también se quedó con la victoria entre los autos de tracción simple al prevalecer Óscar Palomo en ERC4 al volante de un Peugeot 208 Rally4. En esa categoría y en la Copa Peugeot Ibérica, participaron Luis Martínez y Juan Cruz Varela, asistidos por la escuadra Mavisa Sport. Abandonaron el sábado por rotura de radiador en una leve salida del camino, pero mejoraron al día siguiente y fueron sextos en la monomarca.

Hubo presencia sudamericana con Paulo Nobre de Brasil, navegado por Gabriel Moraes en un Fabia Rally2 con el que llegaron 14º absolutos. A su vez, los argentinos Paulo Soria y Marcelo Der Ohannesian se subieron por segunda vez a un Renault Clio Rally4 de Toksport, se anotaron un par de parciales y arrancaron la temporada con un podio al ser terceros. Ocuparon la segunda posición, pero un pinchazo y un radiador herido les costó una penalización de 30 segundos por legar tarde a un control horario los relegó a la tercera, por detrás de Palomo y otro Renault, el de Andrea Mabellini (por 8.9s).

El tradicional Rally Serras de Fafe e Felgueiras recorrió varios sectores de la cita mundial lusa, como por ejemplo el del famoso salto en Lameirinha, justamente donde Soria cayó fuertemente y pinchó su radiador.

No hubo arribos en el Trofeo Clio con los ejemplares Rally5.

El calendario indica que Portugal recibirá nuevamente a la especialidad, pero en las islas atlánticas de Azores, del 26 al 27 de este mes.