0

Si bien es cierto que desde este año los autos de tracción simple del campeonato Copec RallyMobil están todos encuadrados dentro de una categoría que ahora se denomina RC4, ésta a su vez contiene subdivisiones, una de las cuales es la R3.

En ella, quien más puntos ha sumado hasta el momento para poder ser líder del torneo es Gerardo Rosselot. Es el más joven de una familia de las más tradicionales de Chile en materia de deportes mecánicos, tercera generación en recibir ese nombre y figura que promete, con solo 19 años de edad.

Quillón fue el lugar donde debutaste. Apenas en tu segunda incursión por allí, te quedaste con el triunfo en tu clase…

Me fui muy feliz a casa desde Ñuble porque disfruté de la carrera. Para mí será siempre una fecha importante en lo histórico. La diferencia es que en 2019 salí muy tranquilo y esta vez busqué un equilibrio entre ser rápido y constante. Sigo acumulando experiencia y sé cuanto falta por recorrer. Pese a eso, con Álvaro León nos salieron tiempos interesantes en varios tramos, pudiendo ganar más de uno, incluso en sectores de promedio más alto y con un recorrido difícil. Con Álvaro, por ejemplo, ya generamos una conexión estupenda, quizás porque él está acostumbrado a tener que regular una prueba tan exigente como es el Rally Dakar, que requiere de un temple particular. Me transmite mucha tranquilidad desde la butaca de al lado.

¿Qué piensas del tipo de competencia que se disputará en noviembre en Osorno?

En el equipo, mis familiares han participado muchas veces allí, por lo cual ya me estoy ocupando de pedirles información, desde Emilio a mi padre, pasando por Tadeo. No me caben dudas de que será un evento complicado por su extensión, porque se agrega una etapa y porque habrá más aspectos que calcular y planificar. Lo que sí, es muy probable que en el sur yo corra con Marcelo Brizio, tal como estaba estipulado para esta temporada. Esto se debe a que Álvaro para esa fecha ya estará demasiado ocupado preparando su participación en el Dakar con Francisco López en Arabia Saudita.

¿Cómo estás viviendo tu positivo presente en la especialidad?

Muy satisfecho. En lo que va del año, además de ir haciendo kilómetros arriba del Citroën DS3 y trabajar a la par de los mecánicos de la escuadra Rosselot, me he dado el gusto de compartir charlas y experiencias de parte de gente que es muy valiosa para mí en este ambiente. Más de una vez he recibido un consejo de Pedro y Alberto Heller, Jorge Martínez, Nicolás Fuchs, Patricio Muñoz y un grupo de colegas que son muy solidarios conmigo y a quienes estoy agradecido.

¿Se te ocurrió que en el futuro podrías representar a Chile a nivel internacional en el Rally?

Por ahora, estoy haciendo experiencia en el campeonato nacional y estoy muy entusiasmado con eso. Con mi padre, hemos hablado acerca de hacer algún curso específico para mejorar mi conducción. Me gustaría emprender algo así cuanto antes. Cuando hice cerca de mi zona uno con Gabriel Pozzo, lo pasé muy bien y saqué conclusiones verdaderamente útiles.