0

Son varias e importantes las novedades referidas al equipo Conveyor Belt Technology para el Rally de Casablanca. En la fecha de septiembre, la escuadra campeona de 2019 finalmente concretará el proyecto de hacer competir a Francisco López y Nicolás Levalle en un Škoda Fabia R5, mientras que K-Sport replanteó la forma de trabajar de su estructura, que ahora será atendida en carrera por las huestes dirigidas por Javier Montero.

En la clase RC2, “Chaleco” materializará en la segunda fecha del campeonato Copec RallyMobil™ el plan original previsto desde principios de 2020 de conducir uno de los autos checos. El objetivo se cumple al haber devuelto a Chile la segunda de esas unidades, que empezó el año en el Campeonato Argentino en manos de Juan Carlos Alonso y luego fue tripulada una sola vez en julio último, con triunfo general incluido, por Juan Marchetto en Córdoba.

Al atender a Kovacs desde la competencia prevista del 10 al 12 de septiembre, CBTech incursionará en un terreno que irán descubriendo de a poco, como es el de los flamantes vehículos Rally4 enrolados en la división RC4.

Montero declaró sobre el regreso del otro producto checo: “Creo que todos saben que a principios de 2020 habíamos anunciado que López y Levalle se sumarían a CBTech y así hubiera sucedido de haberse realizado el certamen el año pasado. Para Rinconada-Los Andes, no estaban dadas las condiciones para traer de vuelta el Fabia que estaba en Argentina, pero en estos días sí lo conseguimos, por lo que entiendo que se va a gestar una linda pareja con el otro Škoda de Jorge Martínez y Alberto Álvarez. ‘Chaleco’ sabe que, al no tener que cuidar de su personal propio, se focalizará más tranquilo en la conducción de este auto, que recibimos ayer desde Villa Allende con un reacondicionamiento recién hecho de parte de nuestra gente allá. Estoy seguro de que nos fortalecimos y que podemos ser competitivos. Del otro lado de la Cordillera, no había quien lo alquilara al corto plazo, pero si aparece un candidato de nuevo, no tendremos problema en trasladarnos cuando haga falta porque ya tenemos aceitado ese asunto como para no demorar más de un par de días por viaje”.  

En cuanto a la adición de Kovacs, mencionó: “A Eduardo lo asistiremos de manera integral desde ahora, tanto durante los rallies como en el mantenimiento posterior a cada fecha. Su Peugeot 208 llegó hoy al taller. Será un esfuerzo mancomunado entre K-Sport y nuestro equipo, así que entre todos iremos descubriendo el modelo, que es muy nuevo en la categoría. Lo ideal sería probar antes de Casablanca, de ser factible, en una misma jornada con los Fabia. No descartamos hacerlo entre domingo y martes, como para avanzar con la puesta a punto del vehículo. Florent Meillhoud será el ingeniero que nos acorte el camino hacia sus secretos y nos acompañará en cada evento. A la estrategia la plantearemos juntos. La intención es que esto sea una idea a largo plazo para sacarle al coche el mejor provecho posible. Kovacs quiere acostumbrarse a su máquina, por lo cual no descarta que lo anotemos en alguna carrera regional o incluso participar en terrenos diferentes, como pueden ser algunos del torneo argentino, como para experimentar algo distinto a modo de aprendizaje, dependiendo de cómo se acomode el tema pandémico. Gozamos de una óptima relación desde hace largo rato, cuando conversábamos acerca de la posibilidad de que él ascienda a un R5. Iremos de a poco con el Peugeot, siempre dándole prioridad a la serie nacional chilena y a que piloto y navegante se sientan cómodos”.