0

Bien es sabido que en la temporada 2021 del campeonato Copec RallyMobil™, los Israel que trepan cada rampa de largada no son tres como hasta 2019, sino los hermanos Benjamín y Vicente, ante la imposibilidad de correr por un tiempo de parte de su primo Samuel, ahora radicado en Estados Unidos.

Los dos tuvieron un comienzo de año deportivo en Rinconada-Los Andes con arribos entre los diez primeros generales, en el caso de Benjamín peleando por un lugar en el podio, tal como sucedió al llegar tercero, y en el de Vicente con una novena plaza.

Ambos compitieron allí con navegantes con quienes no lo habían hecho antes. Ahora, para Casablanca, Benjamín seguirá con Sergio Dal Dosso, mientras que Vicente vuelve a su copiloto regular, Matías Ramos, que había sido reemplazado circunstancialmente por Cristian Ascencio.

El primero de ellos contó las principales noticias referidas al equipo Citroën Monster Procircuit de cara a la segunda cita anual en la región de Valparaíso: “Mi hermano vuelve con Ramos porque están muy acostumbrados a correr juntos. Yo me tomo una especie de recreo con Marcelo Der Ohannesian, que este año tiene una agenda muy complicada, residiendo en Italia y cargado de actividad con los hermanos Marco y Bruno Bulacia y con Paulo Soria. Los viajes definidos a último momento, más con esta situación pandémica, no favorecían el tema, así que convenimos seguir más adelante. En el entretiempo, estoy muy conforme con Dal Dosso porque me sentí muy cómodo con él en la primera fecha. Creo que el podio que logramos en agosto es muestra de que nos entendimos más que bien. El fin de semana pasado hicimos algunos kilómetros que fueron muy positivos. Fue una prueba en la cual buscamos mejorar nuestra hoja de ruta y otros detalles”.

Acerca del evento que atravesará los aledaños de Casablanca, mencionó: “Recuerdo haber participado allí en la época de los R3 y que los tramos eran bonitos, con buen piso y una mezcla interesante entre zonas trabadas y rápidas. Estamos listos para este rally, que no dudo será muy entretenido”.

Israel explicó en qué grado de actualización técnica se encuentran los Citroën de su escuadra, pertenecientes a la clase RC2: “El C3 es uno de los modelos R5 que más elementos ha desarrollado a fines de la temporada anterior para incorporar en esta. Nosotros hemos pedido gran parte de ellos, pero todavía no han llegado al país, básicamente por un retraso mundial en el transporte. Todavía existe la posibilidad de que varias piezas nos lleguen a tiempo, pero si así no fuera, esperaremos para la tercera para incorporarlos a las dos unidades. Algunas cosas ya hemos montado y entre la Copa Mobil 1 y Rinconada-Los Andes ya nos dimos cuenta de los progresos. Son máquinas que están en muy buen estado y que nos dejan muy conformes”.