Por primera vez en una competencia válida por el campeonato Copec RallyMobil, en Quillón se registrará la participación de un segundo Renault Clio Rally5, atendido también por el equipo Valtor, tanto como el de Julio Ibarra.

Serán Luis Ortiz y Joaquín Riquelme quienes tripulen la unidad, que se enrolará dentro de la categoría R2 al momento de clasificarla en virtud de que el reglamento exige una mayor cantidad de anotados para darles puntaje propio.

Este ingeniero comercial y abogado de 55 años nacido en Concepción, pero que baja constantemente para cumplir con sus tareas, volverá a la especialidad nacional por la que pasó hace una década y media, principalmente con un Honda Civic N3.

¿Cómo se dio la posibilidad de sumarte a la lista de inscritos de Quillón el próximo fin de semana?

Por la amistad que tengo con la gente de Valtor, empezando por Julio Ibarra, para quien también hago algunos trabajos de asesoría en lo laboral. Si bien yo venía complicado de tiempo por mis propias obligaciones, la oferta que me hizo Julio no era como desaprovechar, así que fue difícil rechazarla. Después de casi cinco años de no haberme subido a un auto de carrera, en 2021 hice una fecha de Avosur con un Mazda 3 atendido por esta escuadra y el saldo fue muy bueno.

¿Cuáles son tus expectativas para esta cuarta cita de la temporada?

Completar un rally entretenido. En 25 años de trayectoria deportiva, nunca he sufrido accidentes fuertes. Por eso, de nuevo trataré de ser prolijo y de ir conociendo esta máquina. Si llegamos al fin con el coche intacto y en una buena posición, mejor. Seguramente, la experiencia de mi navegante ayudará. Joaquín es joven y cuando lo era más todavía ya largamos algunos rallies juntos, en 2015 con un Subaru Impreza N4 y más recientemente en esa competencia suelta del año pasado. Con él a mi lado, jamás dudo porque sé que lo que hace es fabuloso. De paso, conoce mis puntos a favor y mis puntos en contra. Siempre digo que, por más que corra con intermitencias, hasta mi último día me gustaría hacerlo con él. En la categoría, a nivel nacional ya había intervenido hace largo rato, allá por 2008. Si hay lluvia o barro como algunos pronostican, lejos de molestarme diría que hasta me gusta porque muchas veces me han tocado condiciones así.

¿La idea es hacer el resto de los eventos?

Sí. Como Ibarra se haría cargo de la atención y del mantenimiento, tengo ganas de participar en lo que resta del calendario. Yo viajo por mi ocupación dentro y fuera de Chile a menudo, es decir que entrenar todo lo que me gustaría no es algo tan real. Si todo marcha según los planes, mañana deberíamos estar en Yumbel junto a los hermanos Jorge y Joaquín Riquelme para probar y entrar un poco en ritmo.

AUSPICIADORES