0

Thierry Neuville manda en el Rally de Suecia, que al final de la primera etapa tuvo cinco líderes distintos en los caminos nevados circundantes a Umeå. El piloto de Hyundai Motorsport relegó a Elfyn Evans en el último tramo (el séptimo) para llegar a la asistencia con 4.3 segundos a sy favor.

Neuville era quinto una hora antes, pero las últimas horas de luz diurna en la región norte del país escandinavo lo motivaron a una remontada espectacular con el i20 N Rally1, mediante la cual escaló cuatro puestos.

Kalle Rovanperä, Evans y Esapekka Lappi completaron un cuarteto de punta que se separa por tan solo 8.8s, demostrando lo peleado que fue el día de unos 125 km de intensa acción en el retorno de la prueba sueca al calendario.

Como el belga, también el representante más joven de Toyota vio los frutos de una acertada gestión de los neumáticos. El finlandés marcha segundo, pero era primero tras las pasadas matinales a los tramos, antes de perder algunos segundos al abrir la ruta a la tarde, ya en peores condiciones.

Su compañero galés sufrió un mayor desgaste del caucho angosto y con clavos al terminar la jornada, pasando de líder a tercero.

En su regreso a Toyota Gazoo Racing, donde corría hasta 2018, Lappi ganó dos parciales y se debatió con los punteros desde el vamos. Solo le costó encontrar mejor adherencia con su Yaris a último momento, pese a lo cual se ubica apenas a 1.4s de su colega.

Oliver Solberg llegó a rodar en segunda posición y mantuvo su buen nivel hasta la PE7, donde se pasó la frenada de un cruce con su Hyundai i20 N y cedió lugar hasta llegar quinto.

Takamoto Katsuta fue sexto, mientras que los representantes de Ford, Adrien Fourmaux y Gus Greensmith, se situaron detrás del japonés, en el caso del británico con una salida en la nieve y problemas tanto con el sistema híbrido como con la caja de velocidades.

Dos autos de la clase WRC2, los de Andreas Mikkelsen y Ole Christian Veiby completan los diez primeros clasificados.

Ott Tänak fue otro de quienes mandaron en los cómputos, pero un impacto a un banco de hielo activó el sistema de alerta de la unidad híbrida y el estonio tuvo que retirarse. Craig Breen fue otro abandono importante, ocasionado por por incrustarse en un sector similar durante la PE2.

Mikkelsen dio cuenta de su compatriota Veiby en WRC2 recién al filo de la jornada que terminó el Škoda 4.1s por delante del Volkswagen. El volante del Polo se impuso en tres oportunidades en su retorno a la categoría desde su suspensión hace 12 meses y llevaba 14.8s antes de que si Polo se detuviera en una curva de 90 grados, sin volver a arrancar por un rato.

Aparece tercero otro miembro de Toksport, Nikolay Gryazin, acosado por Georg Linnamäe (Volkswagen) a 1,9s.

Jari Huttunen terciaba en esa lucha con un Ford Fiesta de M-Sport hasta que le sucedió algo muy parecido a lo de Veiby en Kamsjön. El nórdico precede al Polo de Egon Kaur.

Emil Lindholm y Marco Bulacia volcaron sus Fabia. Se espera que ambos retomen la competencia mañana. Mattias Adielsson (Ford), Josh McErlean (Hyundai) y Alexander Villanueva (Citroën) desertaron al quedar atascados en el paisaje blanco.

Con el estreno en las divisiones WRC3 y Junior del Fiesta Rally3, Lauri Joona terminó la etapa con una comodidad que adquirió cuando le falló la bomba de combustible a Sami Pajari. De todos modos, Joona fue el más veloz en cuatro de los siete especiales.

Mientras que en una clase lo escolta el irlandés William Creighton, en otra lo hace Jon Armstrong, salida del camino incluida.

Aunque con algunos despistes, el keniano Mcrae Kimathi se asienta entre los primeros, inclusive con un retraso de 17 minutos.

Mañana se recorrerán dos veces otros tres tramos que 82,30 km.