0

El debut de Croacia en el Campeonato del Mundo de Rally es una realidad que lleva un día de competencia tras la disputa de la primera etapa sobre pavimente en el país del este europeo.

Ayer, en el Shakedown, Elfyn Evans y Martin Scott establecieron el mejor tiempo son su Toyota Yaris WRC.

En esta jornada de competencia real, en cambio, ha pasado al frente Hyundai de la mano de Thierry Neuville, quien terminó con su i20 separado de tan solo ocho segundos, pero no de su escolta únicamente, sino también del tercero.

Tres de las cuatro pruebas especiales de la mañana quedaron en poder del belga, que era seguido de Sébastien Ogier (Toyota), más confiado en los caminos una vez que se repitieron horas más tarde.

El francés se impuso en tres parciales (el del medio marcó su 600ª victoria de tramos mundiales) y con ello se sitúa a 7.7s de Neuville, además de haber desbancado de la segunda plaza a su compañero Evans, que de todas formas se encuentra a poca diferencia.

El ritmo ejercido por los punteros fue tan intenso que el auto del líder llegó a ponerse en dos ruedas luego de golpear un talud al final del día, mientras que Ogier estuvo cerca de chocar la montaña al principio.

Quien no pudo evitar el abandono fue Kalle Rovanperä tras perder el control de su Yaris en una curva a la derecha a casi cinco kilómetros y medio de la largada del primer tramo, en bajada. El coche se precipitó por un terraplén y fue a parar contra un árbol, resultando con daños que le impiden reengancharse mañana.

Aunque estuvo seco y caluroso, las rutas al suroeste de la capital, Zagreb, se volvieron cada vez más resbaladizas, ya que los pilotos cortaban los virajes por la cuerda interna, dejando mucha tierra y pierdas en el asfalto.

Ott Tänak fue el único competidor que no cambió el compuesto de sus neumáticos, pero sí tuvo que modificar los reglajes de su máquina antes de adjudicarse un sector cronometrado y llegar al parque cerrado cuarto (a 31.9s).

El estonio se escapó del quinto, Craig Breen (Hyundai), que tuvo altibajos en los tiempos. Por el contrario, en su primera incursión con un World Rally Car, Adrien Fourmaux se reconoció entusiasmado con su eficaz sexto lugar general en un Ford Fiesta de M-Sport, con el igual igualó o superó a su colega Gus Greensmith, séptimo a siete segundos del francés.

Pierre-Louis Loubet llegó octavo en un Hyundai de 2C Competition, precediendo al japonés Takamoto Katsuta, que pudo ser sexto de no haber realizado dos trompos. El mejor de los autos Rally2, el Citroën C3 de Mads Østberg, completó el listado de los diez mejores de la etapa.

El noruego era segundo en WRC2 al cabo de dos pruebas especiales, pero pasó a la punta cuando el Volkswagen Polo del ruso Nikolay Gryazin sufrió dos pinchazos. Los otros cuatro compromisos sí viernos a Østberg como el más rápido. Gryazin está a 7.8s tras anotarse tres tramos.

Teemu Suninen se salió de la carretera con su Ford Fiesta en la PE3 no sin antes perder medio minuto en una situación muy comprometida, en la que casi se deslizó por un barranco. No obstante, el finés es tercero y contiene al Škoda Fabia de Marco Bulacia por casi 13s.

El boliviano no avanzó más por un pequeño problema con la válvula de escape del turbo que no impidió tomar distancia de Enrico Brazzoli. A Andreas Mikkelsen se le rompió brazo de suspensión trasera que lo obligó a deternse por unos 40m. Una piedra fisuró el radiador del Fiesta Rally3 que Tom Kristensson estaba conduciendo por primera vez en este certamen.

En WRC3, Yohan Rossel estrena navegante, Alexandre Coria, pero igualmente pudo sostenerse como líder con su Citroën, incluso cuando sus rivales lo presionaron con el correr de los kilómetros.

El volante galo, acostumbrado al pavimento, aguantó la embestida del tricampeón europeo Kajetan Kajetanowicz (Škoda), que concluyó a 2.2s. Niki Mayr-Melnhof llevó al mejor Fiesta Mk.2 de esta clase a la tercera posición, a 27.9s de Rossel.

Aunque el austriaco consiguió su primera victoria de tramo en la serie, en el tercero, Emil Lindholm lo acosa a apenas seis décimas y fue el hombre a batir en tres ocasiones con su Fabia.

Nicolas Ciamin (Citroën) es quinto, Chris Ingram sexto (Škoda) y el paraguayo Fabrizio Zaldívar séptimo en buen comienzo con el Fabia de Toskport. Hiroki Arai y Hermann Neubauer retiraron sus Ford en la PE6 por sendos accidentes.

En la apertura de temporada de la división Junior, el eslovaco Martin Koči hizo el mejor tiempo solamente una vez, pero la regularidad demostrada sobre su Fiesta Rally4 le deparó un liderazgo 21.5s con respecto a Lauri Joona.

Koči tuvo que esperar para eso que Sami Pajari se salga del camino en la tercera especial, en tanto que el nórdico Joona escaló a segundo al dejar atrás por la tarde a Raul Badiu (retrasado por el turbo) y Jon Armstrong.

El británico marcha tercero a 1.8s de Pajari y el subcampeón 2020, Mārtiņš Sesks, cuarto.

La segunda jornada del Rally de Croacia es la más larga, con 121,92 km. Se basa en la misma zona que hoy, atravesando un hermoso paisaje primaveral en el parque natural de Žumberak. También serán ocho tramos divididos por la asistencia del mediodía en la capital nacional.