0

Ambos son belgas, pero como algunos países europeos manejan en sus territorios, por pequeños que sean, más de una lengua, Thierry Neuville y su nuevo navegante, Martijn Wydaeghe, se mostraron dubitativos en más de una oportunidad durante los rallies de Montecarlo y del Ártico en cuanto a la pronunciación de algunas notas en francés.

Justamente, francés y flamenco son los dos idiomas oficiales de Bélgica, aunque provienen de raíces muy diferentes. Wydaeghe procede de la región de Flandes, al noroeste, donde predomina el flamenco, mientras que su piloto, de Valonia, se crió hablando francés y hasta algo de alemán.

Su debut juntos en la fecha monegasca fue un muy productivo tercer puesto, que en Rovaniemi se repitió a pesar de que hubo algunos malos entendidos a bordo del Hyundai i20 World Rally Car.

Para evitar situaciones comprometidas de fonética en el futuro, el copiloto se anotó en clases de francés, algo que parece haber sido una buena idea rápidamente, teniendo en cuenta que el binomio se anotó hace menos de diez días el triunfo general en el Rally Il Ciocco, primera fecha del Campeonato Italiano en los pintorescos caminos toscanos.

Neuville remarcó la calma de su copiloto, pero dijo que en la nieve finlandesa dudó un par de veces al escucharlo y que eso le podría haber hecho perder al menos diez segundos en una competencia en la que llegaron a pelear a una mínima diferencia de 2.3s el segundo puesto con el Toyota Yaris de Kalle Rovanperä.

En Italia, los belgas fueron los más rápidos en Shakedown y en la primera especial del viernes por la tarde, perdieron luego la punta en favor de su compañero oficial en Hyundai Motorsport, Craig Breen, y después la retomaron para no soltarla hasta la meta con cinco triunfos parciales más.

Video: Thierry Neuville y Martijn Wydaeghe ganaron ganó la clasificación absoluta del Rally Il Ciocco en Italia.