Para mantenerse activos en el receso entre la tercera y cuarta fecha del campeonato Copec RallyMobil, varios equipos optaron por participar el fin de semana pasado de una fecha del torneo Avosur en Osorno.

No solamente que Nicolás Pérez por ser local no fue una excepción a esa regla, sino que quedó en boca de todos por ser el ganador de la clasificación general con un auto de tracción simple en una competencia donde había varios anotados con máquinas de buena potencia y tracción integral, como por ejemplo los N4 de Mitsubishi y Subaru.

¿Cómo resumirías lo hecho días atrás?

El tiempo fue un factor determinante, ya que casi no hubo rato en que no lloviera. En mi zona están bastante ansiosos por lo que dentro de algunos meses será la presentación de la categoría a nivel nacional y varios colegas aprovecharon para entrenarse en este evento, que contó con más de 50 anotados. Como muchos, no queríamos enfriarnos en las seis semanas de inactividad entre Chillán Viejo y Quillón, además de que probamos algunas cosas nuevas. De esas, una de las más importante es que con mi copiloto Enrique Pérez teníamos dudas sobre nuestro sistema de notas, de modo tal que aprovechamos para cambiarlo y practicar en competencia. Empezamos a usar la graduación del 1 al 6 en reemplazo por el sistema anterior, estilo argentino. Este se basa en lo que aprendimos del español David Nafría. La idea nos dio buen resultado y ambos quedamos sorprendidos por los óptimos registros que conseguimos ya a partir del primer tramo, a tal punto que conseguimos ser primeros absolutos y ganarle a Patricio Muñoz con vehículos iguales, algo que en el Copec RallyMobil no habíamos logrado en lo que va de 2022. El piso estuvo complicado, un poco barroso, pero resistió bien y el saldo de ambas jornadas fue muy satisfactorio.

Pasando a tus tres participaciones con el Peugeot 208 Rally4 en las pruebas nacionales, ¿cómo se ha desarrollado todo para ti a esta altura?

Ha sido difícil adaptarme a un medio mecánico que requiere de un estilo distinto al del 208 1.6 aspirado con el que corrí varias temporadas, al que conocía profundamente. Me falta experiencia, pero soy optimista y sé que pronto alcanzaremos ese plus que no nos ha permitido alcanzar de momento a gente como el mismo Muñoz, Felipe Padilla, Iván Fuertes, Mario Parra o Luis Martínez, que aparte de ser muy rápido al volante, es muy eficiente en la organización de su equipo y en cómo se fija en detalles que acaban siendo relevantes, por lo cual son figuras que nivelan hacia arriba. Diría que lo que hicimos en el Power Stage de Chillán Viejo fue nuestro mejor trabajo parcial. Será cuestión de tiempo, pero me considero inteligente en el sentido de que no suele ganarme la ansiedad durante un rally. Me encanta este auto y creo que iremos progresando desde la próxima cita del calendario. Sin ir más lejos, el año pasado Quillón fue muy favorable para nosotros y, de igual manera, a las carreras que siguen también las conocemos y nos suele ir bien en ellas. Pronto volveré a hacer ejercicio físico y a sentarme en el simulador, sobre todo para continuar acostumbrándome a esta hoja de ruta, y a ablandar los espirales de la suspensión, que sería muy duros para lo que se viene.

¿Intercambian información con tu hermano Diego ahora que ambos tripulan el mismo modelo?

Sí, por supuesto. Le estamos prestando más atención a cuestiones relacionadas a la configuración de este ejemplar. Varios amigos de escuadras rivales que vienen utilizando este 208 Rally4 desde 2021 han sido realmente amables al darnos una mano en este aspecto, lo mismo que Pablo Villivar. Estamos felices de que le vaya bien con los resultados a uno u a otro. Lo que es más, esta versión de Peugeot nos parece tan atractiva que ya estamos planificando la compra de una tercera unidad para Pablo, nuestro hermano menor. Se nos escapó por poco el último proveniente de Perú, que se quedó Felipe Arenas. Pablo no tucho mucha suerte en el Avosur el fin de semana pasado porque tuvo problemas eléctricos apenas se estaba largando, pero todos queremos que sume experiencia para cuando le toque subirse a su nuevo coche. Como ese ejemplo, estoy seguro que los Rally4 han llegado para quedarse. Ahora va a regresar a la categoría Carlos Prieto y sé que Lucas Palma está entusiasmado con este concepto. Mientras, nosotros tratamos de concentrarnos lo más que podamos. Yo, por ejemplo, aunque no es grato separarse de la familia, no viajo a los rallies con mi esposa e hija porque pienso que uno se dispersa. En cambio, haciendo así, nos abocamos a ver videos, analizar lo técnico y estar de lleno en la competencia.

AUSPICIADORES