0

La era de los World Rally Car terminó ayer con el Rally de Monza, decismosegunda y última del Campeonato del Mundo de Rally, que consagró como ganadores y campeones una vez más a Sébastien Ogier y Julien Ingrassia, integrantes del equipo oficial Toyota Gazoo Racing.

Para los franceses, esta fue su octava consagración en nueve temporadas. Mientras que el navegante anunció su retiro de la actividad algunos meses atrás, el piloto hará un programa reducido de competencias a partir de Montecarlo en 2022, dándole prioridad a su participación con la marca japonesa en el Campeonato Mundial de Resistencia con un prototipo.

La competencia en el norte italiano ofreció una interesante lucha entre ellos y sus compañeros y rivales, Elfyn Evans y Scott Martin. Se intercambiaron el liderazgo seis veces a lo largo de tres etapas disputadas en los fríos caminos que suben desde Monza y Bergamo a los Alpes y en distintas variantes del autódromo local.

El galés venía segundo y se retrasó más al hacer un trompo en la penúltima prueba especial, lo que permitió a Ogier ganar por 7.3 segundos, consiguiendo así su 54º triunfo y el número 200 para Francia en la categoría.

Quien es ahora ocho veces monarca de la especialidad no llegó a la meta sin un susto, pues en una de las últimas pasadas por el circuito lombardo, golpeó la rueda delantera derecha de su Yaris contra un bloque de hormigón que demarcaba una chicana y hasta sacó chispas en el error de cálculo. Pese a eso, el neumático llegó al fin del tramo suficientemente inflado.

El 1-2 de la escuadra dirigida por Jari-Matti Latvala sobró para que Toyota se quede con el cetro de constructores por primera vez desde 2018, después de ganar nueve de las 12 carreras celebradas.

Daniel Sordo y Cándido Carrera llevaron al mejor Hyundai i20 a la tercera posición, a la que accedieron el sábado cuando superaron a Thierry Neuville, perjudicado por un trompo. El belga llegó cuarto, precediendo a un Oliver Solberg que consiguió en este rally su mejor resultado general al ser quinto en una nueva salida a los mandos de un i20 WRC, la misma máquina empleada por primera vez por el sexto, Teemu Suninen.

Al joven sueco se le caló el motor del Hyundai dos veces en la última jornada, mientras que Suninen gozó de buen ritmo y su puesto no se vio en peligro por quien terminó a sus espaldas, Takamoto Katsuta (Toyota), que en el piso con poca adherencia hizo un trompo contra una barrera y torció la suspensión delantera izquierda de su auto.

Gus Greensmith condujo al octavo lugar a su Ford Fiesta, el único de la clase mayor en llegar a la meta, considerando que Adrien Fourmaux se había accidentado el viernes. El británico llegó con casi dos minutos de ventaja sobre Kalle Rovanperä, cuyo Yaris se movió con cautela durante todo el evento para asegurarle a Toyota el campeonato entre los fabricantes.

Los diez primeros se remataron con el local Andrea Crugnola al volante de un Hyundai i20 N Rally2.

En WRC2, Jari Huttunen selló una magnífica victoria en su primer contacto con un Fiesta de M-Sport, en el que significó el único éxito de la formación de Malcolm Wilson en 2021. El finés pasó adelante cuando el líder hasta la Etapa 2, Marco Bulacia, golpeó la parte delantera de su Škoda Fabia.

Fue segundo el campeón Andreas Mikkelsen, que se fue recuperando poco a poco. Enrico Brazzoli, piloto amateur de 56 años, arribó tercero con otro Fabia, contribuyendo de forma significativa -como Nikolay Gryazin- a que fuera Movisport y no Toksport quien se alzara con la corona entre los equipos por una sola unidad.

Bulacia se ubicó cuarto en el campeonato, mientras que Marcelo Der Ohannesian acabó tercero. El boliviano empató con Huttunen, pero el nórdico fue tercero por conseguir una victoria.

Yohan Rossel también le aportó a Francia el título de WRC3 después de un ataque repentino en los últimos kilómetros del Rally de Monza. El representante de Saintéloc Racing venía de un sábado en el cual se demoró por una mala elección de neumáticos. Con su Citroën C3, largó el Power Stage -que entrega puntos extra- empatado en puntos con su rival Kajetan Kajetanowicz (Škoda).

El polaco se impuso en el penúltimo sector cronometrado, pero el galo (hasta allí a poco más de dos segundos) fue por el oro y detuvo los relojes siendo 3.1s más rápido que Kajetanowicz en los cómputos absolutos.

Crugnola ganó en esta división por 4.0s, demostrando porqué es una de las principales figuras del torneo nacional.

Del 20 al 23 de enero se correrá el Rally de Montecarlo, primera fecha de la temporada 2022.