0

Oliver Solberg no será de la partida en el Rally de Cerdeña del 3 al 6 al junio al haber mantenido contacto estrecho con su padre, Petter, quien dio positivo en una prueba de coronavirus el lunes pasado.

Según el Anexo S de la FIA referido al protocolo sanitario para combatir al covid-19 y las normas del gobierno italiano en la materia, que exigen una cuarentena a quienes se encuentren en tal situación, el joven piloto sueco no podrá largar la carrera a pesar de que su resultado es negativo.

Después del Rally de Portugal del fin de semana último, los Solberg permanecen en la ciudad de Oporto por 14 días.

En el evento de la isla mediterránea, quinta fecha de la temporada, Oliver debía conducir por segunda vez un Hyundai i20 Coupé World Rally Car tal como lo había hecho en febrero en el Rally del Ártico.

En unas declaraciones muy maduras, el piloto expresó: “Como se imaginarán, me siento prácticamente devastado por esta noticia. Sin embargo, desde 2020 venimos viendo lo que pueda ocasionar el coronavirus. Mi papá se encuentra bien, con un poco de fiebre, y lo que más me importa ahora es su recuperación. Es duro aceptar que no estaré en Olbia para conducir un coche tan espectacular como el i20 WRC, pero hay motivos suficientes para respetar las normas e impedir que esta pandemia siga propagándose. Mi familia y yo aceptamos los que la FIA, los organizadores de este rally, los gobiernos nacionales y los profesionales médicos piden, así que le damos prioridad a mantener a todos a salvo”.