0

Aproximándose a la parte final de la temporada 2021 del campeonato Copec RallyMobil™, Felipe Padilla, que se había reincorporado a la actividad recientemente, decidió que la mejor forma de disfrutar del deporte y modernizarse técnicamente pasaba por la adquisición sin más demora de un auto Rally4.

Después de anotarse buenos parciales en Quillón y Osorno con un Peugeot 208 R2, estrenar la variante de última generación en Casablanca 2 y ganar la clase junto a Sebastián Waeger llevó al penquista a renovar sus ganas de seguir en la disciplina con igual o más entusiasmo.

¿Cómo planifican este año?

Seguiremos con equipo propio, el Can-Am Padilla Motorsport, lo que no impide que nos demos una mano en varias cuestiones con los colegas penquistas o pedir que nos ubiquen al lado en el parque de servicios. Waeger ha sido confirmado como copiloto para todo el calendario y empezamos en una de nuestras fechas locales, lo cual nos motiva de manera especial.

¿Hay algunos cambios en relación a lo que hicieron hacia fines de 2021?

Afortunadamente, contamos con el invalorable apoyo de las marcas fuertes de cuadriciclos, UTV y motos de agua/nieve que nosotros mismos representamos en la zona y, además, se suman a la campaña una empresa de seguridad muy fuerte en la ciudad, un centro de educación técnica prestigioso y una fábrica de baterías como nuevos auspiciadores. Estamos esperando la respuesta de algunos mecánicos que se podrían integrar a la escuadra.

¿El auto presenta alguna novedad?

En realidad, no era necesario hacerle mucho durante el receso porque nuestro Peugeot 208 Rally4 tiene apenas una carrera disputada, así que está impecable. Nos gustó mucho cómo se comportó en Casablanca en diciembre último. Por compromisos personales que tienen que ver con falta de tiempo, no hemos podido hacer una prueba interesante hasta ahora, pero confío en que podamos revertir esos en los días previos a la competencia porque nos gustaría pelear por un campeonato que será especial para nosotros, recorriendo tres veces en ocho fechas los caminos de casa en la Región del Biobío.